Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón pide al Supremo que decida quién es competente para autorizar la apertura de la fosa de Lorca

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha planteado al Tribunal Supremo un conflicto de competencia por la causa sobre las víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo. Lo ha hecho para que decida quien es competente para autorizar la apertura de la fosa de Granada donde se encontraría enterrado el poeta Federico García Lorca.
El magistrado ha tomado esta decisión después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Granada devolviera a su Juzgado el pasado mes de mayo la instrucción de causa. Y es que consideraba que el tribunal granadino no era el adecuado para investigar delitos de crímenes contra la humanidad y decidir por tanto sobre la apertura de la fosa de García Lorca.
La Sala de Causas Especiales de lo Penal del Tribunal Supremo señalará una fecha para deliberar esta cuestión y dictará un auto en el que decidirá cual de los dos tiene competencia sobre la causa.
El pasado 29 de mayo se hizo pública la decisión de la juez Aurora María Fernández García de no admitir la inhibición del juez Baltasar Garzón, al no verse competente en el caso de las fosas comunes del franquismo. Daba así la razón a la visión que en primer término tuvo Garzón, que se declaró el pasado 16 de octubre competente para investigar los crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo.
La Fiscalía presenta un recurso

Tras esa decisión, la Fiscalía presentó un recurso, que fue rechazado el pasado día 26, en el que señalaba que el objeto de la investigación se refiere a la desaparición de personas a través de detenciones ilegales. Delitos cuya competencia no corresponde a la Audiencia Nacional "sino a los diferentes órganos judiciales territoriales" en los que se hayan cometido.
La Audiencia Provincial de Granada no admitió el recurso de queja presentado por la Fiscalía. Aún así, los magistrados precisan que de admitir que aquel auto fuese recurrible, "lo que resulta incuestionable" es que el recurso no puede solicitar que la Audiencia decida qué juzgado es el competente.