Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gadafi agradece a Reino Unido que haya "animado" a las autoridades escocesas a liberar a Al Megrahi

El líder libio Moamar el Gadafi ha recibido en su residencia a Abdelbaset Alí Mohamed Al Megrahi, condenado por el atentado de Lockerbie y liberado esta semana por la justicia escocesa, y ha rechazado las críticas europeas al recibimiento anoche en Trípoli del terrorista excarcelado por enfermedad.
El líder libio ha aprovechado la ocasión para expresar su satisfacción por la liberación de Al Megrahi, que padece un cáncer de próstata terminal. "Deseo enviar un mensaje a nuestros amigos de Escocia: el Partido Nacional de Escocia, el primer ministro escocés, Alex Salmond; y el ministro de Asuntos Exteriores, a quienes felicito por su coraje al haber demostrado la independencia en la adopción de sus decisiones, pese a las presiones inaceptables e ilógicas que afrontaron", ha declarado Gadafi.
Gadafi agradece a Reino Unido
Además, el líder libio Muamar Gadafi ha agradecido al primer ministro británico, Gordon Brown, y a la Reina Isabel sus esfuerzos para "animar" a la liberación del único acusado por el atentado de Lockerbie en 1988, Abdelbaset Alí al Megrahi, enfermo terminal de cáncer.
Reino Unido ha negado cualquier relación con la puesta en libertad de Al Megrahi, según ha declarado el ministro de Exteriores británico, David Miliband, quien ha aclarado que la decisión de liberar al acusado había sido exclusivamente del Ministerio de Justicia escocés, que este viernes anunciaba la liberación de Al Megrahi por motivos humanitarios ya que según los pronósticos de los médicos le quedan sólo tres meses de vida.
El líder libio, no obstante, asume explícitamente con estas declaraciones la influencia de Londres en la liberación de Al Megrahi, y considera que la llegada a Libia del acusado es "un paso en interés de las relaciones entre los dos países y que reflejará de manera positiva, con toda seguridad, en todas los ámbitos de cooperación bilaterales".
Gadafi ha realizado estos comentarios tras reunirse con Al Megrahi y con su familia. Precisamente, Al Megrahi ha prometido que antes de que muera presentará pruebas que demuestren que no tuvo nada que ver en el atentado contra un avión de la Pan Am que estalló en pleno vuelo en diciembre de 1988, muriendo en la explosión las 259 personas que viajaban a bordo.