Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El uso de un GPS para capturar a un narcotraficante levanta polémica en EEUU

Los agentes colocaron el dispositivo en el coche del sospechoso sin orden judicial.Archivo

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos ha discutido si confirma o no la detención de un presunto traficante de drogas al que la policía colocó un GPS para controlar sus movimientos sin orden judicial.

El Gobierno ha pedido a la alta instancia que ratifique el arresto, pero los jueces discuten si estos procedimientos no abren una puerta a un escenario de 'Gran Hermano'.
Jueces conservadores y liberales han discutido sobre la privacidad y el uso de tecnología del siglo XXI, según publica el periódico ' Star-Telegram'.
La polémica surgió después de que Antoine Jones, acusado de narcotráfico, fuera capturado por la policía gracias a que le instalaron un sistema de posicionamiento global con lo que rastrearon todos sus movimientos.
Un tribunal de apelaciones decidió dejarlo en libertad al considerar que el procedimiento "repulsivo" y "antiestadounidense".
El gobierno estadounidense pidió a la máxima instancia judicial del país que ratificara la orden de detención al acusado.
Lo que está en discusión es si al conectar un GPS (Global Positioning System, o sistema satelital de posicionamiento) para seguir a un sospechoso sin orden judicial, la policía viola las garantías constitucionales de una persona contra un registro o detención arbitraria.

El caso ha provocado el interés de grupos defensores de los derechos civiles, ante el temor de que las nuevas tecnologías sean usadas para burlar los derechos constitucionales sobre la privacidad, entre otros.

Ante argumentos de que la tecnología permite a la policía ser más eficiente, el juez Stephen Breyer afirmó que de ganar este caso, nada impediría a la policía "monitorizar los movimientos de cualquier ciudadano de Estados Unidos durante las 24 horas del día".

"Si se gana, se genera algo que suena como '1984'", dijo en referencia a la célebre novela de George Orwell que dio origen al "Gran hermano".