Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fuerza Aérea de EEUU bloquea a los documentos de Wikileaks

La Fuerza Aérea de EEUU ha bloqueado el acceso de sus ordenadores a las páginas de internet de los medios que publican los cables diplomáticos filtrados por la organización Wikileaks.
Según ha indicado una portavoz de la Fuerza Aérea, la teniente coronel Brenda Campbell, citada por el diario "The New York Times", "se bloquearán los sitios de los medios de comunicación si cuelgan documentos clasificados procedentes de la página de WikiLeaks". "Es similar a cómo bloquearíamos cualquier otra página que colgara información clasificada", ha indicado la portavoz. "The New York Times" es uno de los periódicos bloqueados, junto a "The Guardian", "Le Monde", "Der Spiegel" y "El País", los medios que han publicado los cables diplomáticos.
Según ha indicado Campbell, sólo se bloquearán las páginas que cuelguen los documentos completos, no aquellas que divulguen extractos. La prohibición de acceder a estas páginas no se extiende a los ordenadores personales de los soldados de la Fuerza Aérea. Ni el Ejército, ni la Armada, ni la Infantería de Marina han tomado medidas similares en EEUU.
En parte, según portavoces de estas ramas de las Fuerzas Armadas, se debe a que la Casa Blanca ya advirtió el pasado día 3, que ningún funcionario, sea civil o militar, está autorizado para leer información clasificada si no ha recibido permiso, aunque se haya filtrado a los medios de comunicación.
Un aviso enviado por la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca ese día señala que "la información clasificada, se haya divulgado o no a los medios o en sitios de internet públicos, sigue estando clasificada y como tal deben tratarla los funcionarios y contratistas federales, hasta que las autoridades adecuadas la desclasifiquen".
En España, el 'Caso Couso'
El Gobierno pidió a Estados Unidos que esclareciera "completamente" las circunstancias que rodearon la muerte del cámara José Couso en Irak, ha dicho el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que ha defendido la "colaboración permanente" del Ejecutivo con la Justicia en este caso.
Así ha respondido Caamaño en la sesión de control al Gobierno del Congreso a una pregunta del diputado del BNG Francisco Jorquera sobre si confirmaba el Ejecutivo la veracidad de las revelaciones de WikiLeaks sobre la muerte de José Couso en el hotel Palestina en los primeros días de la entrada de las tropas en Bagdag.
Jorquera ha considerado que, de confirmarse su veracidad, los hechos son suficientemente graves como para que se abra una comisión de investigación. Según el ministro, esta colaboración queda demostrada, ha dicho, con las cuatro comisiones rogatorias cursadas y varios documentos en los que se pide a EEUU el esclarecimiento de la muerte del cámara.
Entre esos documentos, Caamaño ha mostrado a la Cámara una carta fechada el 4 de junio de 2004 del entonces ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dirigida al secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, en la que pedía que se ampliara la información proporcionada y se esclarecieran las circunstancias que rodearon el fallecimiento del cámara de Telecinco.
En la carta, Moratinos recuerda que "sucesivas peticiones" para ampliar la información facilitada por EE.UU. "no han tenido respuesta positiva" y pide a Powell su colaboración para "poder cerrar definitivamente este caso a plena satisfacción de las autoridades judiciales y de la opinión pública española".
El diputado del BNG ha señalado que nadie ha negado hasta ahora la veracidad de las filtraciones de WikiLeaks y que sólo se intenta restarles valor "afirmando que solo reflejan una visión de parte o que el proceso sigue abierto".