Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia se niega a entrenar por la expulsión de Anelka

Francia se niega a entrenarseCUATRO
La tricolor echó gasolina al fuego que debasta su concentración. Tras quedar virtualmente eliminados y ver pesarosos cómo Anelka, expulsado, regresaba a Francia, ayer los jugadores se amotinaron. Sarkozy ordena formalidad.
Francia sigue haciendo historia, negativa historia, en Sudáfrica. Tras los malos resultados, tras los insultos de Anelka a Domenech y de su exclusión de la selección, los bleus escribieron ayer un nuevo capítulo cuando se negaron a entrenarse como protesta por la expulsión de Anelka.
A las cuatro de la tarde, el conjunto galo llegó a su campo de entrenamiento, el Field of dreams de Knysna. Los jugadores no enmascaraban sus sentimientos. Los ánimos estaban caldeados y las caras, tristes. Pesar de todo, Ribery y compañía atendieron a los aficionados. A pocos metros, Patrice Evra y el preparador físico, Robert Duverne, reñían, separados por Raymond Domenech. Molesto por lo que le dijera el capitán francés, el técnico tiró su silbato y abandonó el campo. Según fuentes diversas, Evra le había acusado de filtrar a la prensa lo sucedido en su vestuario durante el descanso del Francia-México. Posteriormente, técnico y jugador desmentirían esas informaciones señalando que el motivo de la discusión fue la decisión de los jugadores de no entrenarse.
Más en As.com