Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

17 muertos en Francia por las inundaciones provocadas por una tormenta

El balance de las inundaciones que han tenido lugar en el departamento francés de Alpes Marítimos provocadas por fuertes tormentas a lo largo de la noche se ha elevado hasta alcanzar las 17 víctimas mortales, según ha informado el diario francés 'Le Parisien'.

La última víctima fue hallada a primera hora de la mañana en un campamento de Biot. Otras cinco personas fallecieron ahogadas en los aparcamientos de dos residencias, mientras tres personas han muerto en Vallauris-Golfe-Juan, cerca de la conocida localidad de Cannes, cuando viajaban en su vehículo.
A lo largo de la tarde del sábado murieron otras tres personas ahogadas en una residencia de ancianos en Biot y una cuarta cerca de un aparcamiento en Cannes.
El presidente de la república francesa, François Hollande, ha expresado "la solidaridad de la nación" a los familiares y amigos de las víctimas de las inundaciones. Por su parte, el primer ministro, Manuel Valls, ha manifestado a través de su cuenta oficial de Twitter la "profunda emoción" que siente ante "las terribles consecuencias" de la tormenta y su "apoyo a las familias".
"Lamentamos los 16 muertos y tres desaparecidos", ha dicho desde Biot, a donde ha acudido para constatar los daños de primera mano, aunque ha advertido de que "el balance aún no está completo" debido a "la intensidad" del desastre natural.
Hollande ha valorado "el trabajo conjunto de los agentes de seguridad y de las localidades afectadas" y ha adelantado que "el Estado también hará su parte: este miércoles el Consejo de Ministros reconocerá el estado de catástrofe natural".
"Ha llegado la hora de reconocer el drama, pero también de pasar a la acción", ha considerado, afirmando que "los recursos públicos están plenamente movilizados" y confiando en que las indemnizaciones a los damnificados lleguen dentro del plazo legal de tres meses.
Además, el jefe de Estado francés ha pedido "precaución" a los habitantes de los Alpes Marítimos porque el agua sigue aumentando y las vías de comunicación continúan bloqueadas, según ha informado el Palacio del Elíseo.