Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia ha expulsado a más de 8.600 gitanos en lo que va de año

El ministerio de Inmigración del país galo ha sostenido que el 87 por ciento de los repatriados, un total de 7.447 personas regresaron a su país de una forma voluntaria, el resto, 1.154 han sido expulsados por la fuerza.
Estas cifras se publicaron por el ministro de Inmigración, Eric Besson, tras un encuentro con el Director General de la Oficina Francesa de Inmigración e Integración, Jean Godfroid, con quien ha discutido un nuevo programa encaminado a fomentar la reinserción en sus países de origen de los gitanos que se encuentran en Francia en situación irregular.
En un comunicado, el Ministerio aseguró que durante el año 2009 la Oficina Francesa de Inmigración ha financiado unos 146 proyectos en Rumania valorados en más de 700.000 euros. Por su parte en el 2010, estos proyectos han alcanzado los 73 y la cantidad desembolsada ronda los 354.000 euros.
Por su parte el ministro Besson ha subrayado que "su Gobierno quiere ser ejemplar en el ámbito de la reinserción, por este motivo, ha solicitado la adopción de un nuevo programa para el próximo año". Está medida contaría con un presupuesto de un millón de euros, mientras que para el próximo año el Gobierno francés también pondrá a disposición del rumano un 'asistente técnico' que colaborará con el secretario de Estado encargado de la ayuda y reinserción de extranjeros, Valentin Mocanu.
Preparando un programa de reinserción
El ministro de Inmigración recibirá el próximo jueves al nuevo embajador de Rumanía en Francia, Bogdad Mazuru, con el objetivo de preparar el nuevo programa de reinserción.
La Comisión Europea ha renunciado a expedientar a París por su polémica política de expulsiones y ha calificado de suficientes las garantías ofrecidas por el Gobierno de Nicolas Sarkozy.