Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia y Alemania llegan a un entendimiento sobre el plan de rescate a Grecia

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona han ratificado el plan pactado por Francia y Alemania, dotado con hasta 25.000 millones de euros, para acudir al rescate de Grecia si se agravan sus problemas de endeudamiento.
Francia y Alemania lograban horas antes pactar un acuerdo sobre el plan de rescate a Grecia, si se agravan sus problemas de endeudamiento, que consistirá en préstamos bilaterales voluntarios completados por una aportación del Fondo Monetario Internacional (FMI).
El mecanismo estará pilotado por la Unión Europea y será compatible con la cláusula del Tratado que prohíbe rescatar a un país. Como contrapartida de este mecanismo de salvamento, París y Berlín piden a los países de la eurozona que estudien la posibilidad de modificar el Tratado, por ejemplo para endurecer las sanciones contra los países que incumplen los límites de déficit y deuda, tal y como exigía Alemania, el país que bloqueaba hasta ahora el acuerdo.
El plan estará dotado con alrededor de 20.000 millones de euros, de los que España podría aportar 2.000 millones. Hasta dos tercios de las ayudas podrían ser proporcionadas por los países de la eurozona, mientras que el tercio restante correría a cargo del FMI.
El papel de Zapatero, fundamental
El acuerdo franco-alemán se produjo justo antes del inicio en Bruselas de la tradicional cumbre de primavera de líderes europeos tras 48 horas de intensos contactos entre los líderes europeos. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha jugado un "papel destacado" en la consecución del compromiso aunque no estuvo presente en la reunión que le dio el "toque final".
Zapatero ha desayunado con Van Rompuy y ha mantenido una conversación telefónica con la canciller Merkel poco después de las 14:00 horas. Además, fue Zapatero el que, con Sarkozy, reclamó la convocatoria de la reunión del Eurogrupo el pasado martes.
El presidente del Gobierno ha insistido esta mañana en que era "de gran importancia" para la estabilidad del sistema financiero y de la economía que los líderes europeos pacten hoy el plan para rescatar a Grecia si se agrava su crisis de endeudamiento.
Una solución "fundamentalmente europea"
En la rueda de prensa posterior a la cumbre social tripartita, Zapatero ha resaltado que la solución debe ser "fundamentalmente europea" aunque ha considerado "admisible" la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI). Se ha mostrado dispuesto a "mejorar los mecanismos dentro del Pacto de Estabilidad, pero ha insistido en que "hoy la UE tiene que demostrar el compromiso con el euro y el compromiso con los países que lo integran, haciendo bien las cosas".
Por su parte, la canciller Merkel ha vuelto a destacar poco antes del inicio de la cumbre que la posibilidad de un rescate a Grecia que combine la intervención del FMI y las ayudas bilaterales debe ser "la última opción", y sólo en caso de que el país heleno no pueda conseguir el dinero por sí mismo.