Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ford plantea la supresión de 600 empleos en Almussafes mediante bajas voluntarias

FordReuters
La dirección de Ford España ha planteado a los representantes sindicales y a los trabajadores la necesidad de eliminar 600 empleos en la planta valenciana de Almussafes. Según fuentes de la empresa automovilística, lo han hecho con el fin de asegurar la viabilidad futura de la fábrica. Además, han manifestado que la intención de la empresa es llevar a cabo esta reestructuración mediante bajas voluntarias. Para ello, reanudará las conversaciones con los sindicatos el próximo mes de septiembre, cuando la planta de Almussafes retome su actividad.
Por su parte, Ford ha informado a sus trabajadores de que la situación prevista para el cuarto trimestre de 2009 muestra un exceso de personal en la planta valenciana, dado que en estos momentos el volumen de producción en Almussafes es de 1.460 unidades al día. "La necesidad de reducir el número de empleados se genera por el paso de tres a dos turnos de producción", han asegurado las fuentes.
Respuesta de los sindicatos
La respuesta de los sindicatos no se ha hecho esperar, El secretario general de UGT en Ford Almussafes, Gonzalo Pino, ha criticado que la dirección haya "aprovechado el último día antes de vacaciones para dar esta noticia". Además ha recalcado que "habrá que sentarse con toda la información para lograr que cualquier medida que se adopte no sea traumática para los afectados".
Pino ha manifestado que "el planteamiento de la empresa es que tiene prisa por que esos trabajadores estén fuera de la factoría lo antes posible". Por lo tanto, y por su parte, la intención del sindicato mayoritario "sigue siendo reivindicar el acuerdo que firmamos en 2007 con el presidente de Ford Europa, en el que se dice que la empresa siempre pondrá medios para intentar paliar cualquier situación cuando no tengamos producto".
Medida de presión
Por su parte, la máxima representante de CGT, Francisca Cuesta, ha afirmado que, en su opinión, se trata de "una medida de presión de cara a la revisión del ERE en vigor, que tendrá lugar a finales de septiembre". Cuesta ha defendido que la factoría valenciana está "haciendo producción por encima de lo previsto".
De hecho, ha estimado que "los 240 trabajadores que están en paro en la actualidad afectados por el ERE, fácilmente podrían estar trabajando por el fuerte ritmo de producción actual".