Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento destinará 600 millones de euros a acelerar obras públicas

El ministro de Fomento, José Blanco, ha anunciado este martes que su departamento invertirá 600 millones de euros para acelerar 60 proyectos de obras en carreteras españolas. El objetivo es el de atenuar el impacto de la crisis económica generando empleo. Así lo ha explicado Blanco durante su primera comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso. Allí también ha presentado las que serán las líneas maestras de su departamento en los próximos tres años: la innovación, la sostenibilidad y la seguridad.
Una intención: el desarrollo económico
El ministro también ha presentado otras medidas "intensivas en mano de obra" orientadas a paliar el efecto de la crisis en el empleo. Éstas están relacionadas con el ferrocarril. Se trata concretamente de un plan de accesibilidad a los servicios ferroviarios, otro de modernización y reforma de 500 estaciones de ferrocarril y un programa de limpieza e integración ambiental de los accesos ferroviarios a las grandes ciudades.
Destacó otras medidas como el impulso de la inversión del 1% histórico con un centenar de intervenciones por un importe de 50 millones de euros o las medidas de bonificación y congelación de tasas al transporte aéreo y de apoyo al turismo anunciadas recientemente. Según Blanco, con ello se hace "un esfuerzo extraordinario para incrementar empleos directos e indirectos" y para "favorecer la liquidez de las empresas".
Blanco ha justificado estas actuaciones en el hecho de que "la Administración pública debe jugar un papel activo para impulsar políticas que favorezcan la salida de la crisis y el desarrollo económico de España". Pese a ello, ha defendido que estas medidas "no sólo deben combatir la crisis económica en la que estamos inmersos sino también situar al país en una mejor situación competitiva, en el momento en que los indicadores negativos comiencen a remitir".
Innovación, sostenibilidad y seguridad
Su departamento girará en torno a tres ejes principales: la innovación, la sostenibilidad y la seguridad. Dentro de estas prioridades, ha anunciado que durante el último trimestre del año convocará a todos los sectores para debatir el plan estratégico que convierta al ferrocarril en una alternativa real de transporte de mercancías.
También ha destacado su intención de mejorar la movilidad en los ámbitos urbanos y metropolitanos, algo necesario con el cambio de modelo de ciudad que se está produciendo que conlleva un aumento de las distancias y del movimiento motorizado. Para ello, quiere favorecer el uso del transporte público a través de la integración de diferentes políticas que den lugar a planes de sostenibilidad en cada área metropolitana que permita la disminución de las emisiones, de la exposición al ruido y de la mejora de la calidad del aire.
Finalmente, Blanco ha querido agradecer la gestión de su antecesora, Magdalena Álvarez, de la que ha destacado su "gran avance de las infraestructuras y servicios de transporte de este país". El ministro de Fomento ha afirmado que quiere "continuar ese esfuerzo y dotarlo de un impulso adicional".