Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide año y medio de prisión para Otegi

La fiscal Blanca Rodríguez ha solicitado al tribunal presidido por la jueza Ángela Murillo que condene al ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi a un año y medio de prisión al considerar que "ondeó la bandera de ETA" en el discurso que pronunció en el homenaje celebrado el 9 de julio de 2005 en Amorebieta (Vizcaya) a José María Sagarduy, el etarra que más tiempo lleva en prisión.
Asimismo, la fiscal ha asegurado que Otegi se ha limitado a "ondear la bandera de ETA" y a seguir los postulados de la banda terrorista, realizando "una defensa de los presos etarras en un homenaje público".
Por su parte, Otegui pronunció en el homenaje a Sagarduy un discurso en el que elogió "la lucha llevada a cabo por los presos vascos" y comparó al homenajeado con Nelson Mandela. Además, el líder de Batasuna dijo que Sagarduy, al igual que Mandela, "lucha contra la injusticia por conseguir un escenario democrático".
También dijo que un País Vasco libre y "verdaderamente" democrático "no puede construirse sin lucha y sin compromiso" y cerró su discurso diciendo: "Se los debemos a los presos políticos y a tantos compañeros que han fallecido".
Otegi, indignado

El ex dirigente de la izquierda abertzale ha criticado que en el juicio sólo se tenga en cuenta su negativa a responder a la pregunta de la presidenta del tribunal acerca de si condena la sentencia. Asimismo, ha reiterado que su "vocación" y su "apuesta" es "única" y exclusivamente por las "vías políticas y democráticas".
En su alegato final, Otegi, para quien la fiscal ha pedido 18 meses de prisión y 14 de inhabilitación absoluta, ha acusado a algunos medios de comunicación de "poner encima de la mesa una cortina de humo" para ocultar su propuesta. Esto, según ha dicho, no sólo refleja "una falta de voluntad política, sino una falta de debilidad política absoluta".
Antecedentes
Anteriormente, la Audiencia Nacional había decidido suspender el juicio debido a los problemas en la traducción de las palabras que Otegi pronunció en el homenaje de Sagarduy.
Así, la presidenta del tribunal, Ángela Murillo había asegurado que la sala no había entendido "ni papa".