Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía eleva de 900 a 1.120 años la petición de cárcel por el atentado de la T-4

Así fue el atentado de la T4CNN+/Cuatro
El representante del Ministerio Público atribuye a los tres presuntos etarras Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastián 52 delitos de intento de asesinato, por los que solicita 20 años de cárcel por cada uno. Además, considera que los tres son responsables de dos delitos consumados de asesinato terrorista, por los que pide 80 años de cárcel (40 por cada uno).
El fiscal ha elevado a definitivas el resto de sus conclusiones provisionales, solicitando así que los tres supuestos miembros del 'comando Elurra' de ETA indemnicen con 500.000 euros a cada una de las familias de los asesinados. No obstante, no será hasta mañana cuando Campos exponga a la Sala su informe definitivo, tras el juicio celebrado desde el pasado lunes ante la Sección Tercera de la Audiencia Nacional.
"Falta de vigilancia"
El resto de acusaciones particulares también han mantenido sus conclusiones, a excepción de tres de ellas que reclamaron la responsabilidad civil subsidaria del Estado, al considerar que los mecanismos de seguridad del Estado "no funcionaron correctamente", ya que los tres acusados llegaron a entrar "tres veces" en el aeropuerto antes de colocar la furgoneta cargada de explosivos.
Sin embargo, esta modificación no ha sido admitida por el tribunal, presidido por el magistrado Alfonso Guevara, quien ha advertido que, de ser aceptada, habría que repetir el juicio, ya que no se ha permitido al Estado que se defienda de esta acusación. El juez ha apuntado que esta responsabilidad por la supuesta "falta de vigilancia" del aeropuerto se debía haber planteado, en todo caso, al inicio del juicio oral.
Durante la tercera sesión del juicio celebrada hoy, y después de escuchar los avisos que uno de los tres supuestos etarras hizo por teléfono a la DYA de San Sebastián, SOS-DEIAK y Bomberos de Madrid, también se proyectaron las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto en las que se ve cómo la furgoneta estalló en el aparcamiento de Barajas y a un individuo ataviado con una gorra, una maleta y una muleta saliendo de la Terminal. Según ha declarado Sarasola ante la Guardia Civil, el ex jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, alias 'Txeroki', le ordenó que llevara ese disfraz.
Además los análisis realizados sobre la voz del hablante demuestran, han dicho los peritos, que entre los cuatro miembros del "comando Elurra" que cometió este atentado -los tres acusados y Joseba Iturbide- la probabilidad de que fuera Portu es del 98 por ciento. También se realizaron otras llamadas entre las 07:52 y las 07:59 al diario Gara -que el 10 de enero de 2007 difundió un comunicado de la banda reivindicando el atentado-, aunque no pudieron ser registradas.
"Torturas falsas de Portu"
Además, algunas de las partes han pedido que se reprodujeran en el juicio dos de los documentos aportados: la declaración de Sarasola ante la Guardia Civil en la que relató pormenorizadamente su participación en el atentado y cómo se llevó a cabo y un documento intervenido a 'Txeroki' tras su detención en Francia titulado "haciendo frente a la detención".
En este papel, el ex jefe militar de la banda recalca la importancia de que los militantes "interioricen bien la 'cantada'" y siempre denuncien torturas tras su detención y dice que la denuncia de Portu por las "torturas falsas recibidas por el enemigo" va "por buen camino".
El juicio concluirá mañana con los informes del Ministerio Fiscal, las acusaciones particulares, la acción popular ejercitada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la defensa de los tres acusados. Así, y después de que se ofrezca a los presuntos terroristas su derecho a la última palabra, el juicio quedará visto para sentencia.