Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscalía y Policía rebajan la polémica sobre su falta de colaboración

Cándido Conde-Pumpido, fiscal general del EstadoReuters
La polémica abierta por el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en un desayuno informativo, se ha calmado. Pumpido ha denunciado la falta de colaboración de la Policía en los procesos de impugnación de listas próximas al entorno de ETA. Pocas horas después se ha reunido con el director general de la Policía, Francisco Javier Velázquez.
Conde-Pumpido ha justificado así el hecho de que ante las elecciones europeas la Fiscalía del Tribunal Supremo, que ha abierto unas diligencias de investigación tras la convocatoria de los comicios, haya solicitado un informe solamente a la Guardia Civil. Según el fiscal general, la policía no ha colaborado lo suficiente.
Esa supuesta falta de colaboración ha terminado siendo, en palabras del propio Conde-Pumpido, un "pequeño problema procedimental" y una "pequeña descoordinación", que ya se ha solucionado y no se va a volver a producir. Ambos pretendían así poner fin al aluvión de críticas que han provocado las denuncias del fiscal.
La oposición quiere explicaciones
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha exigido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, una explicación "ya" sobre las quejas del fiscal general del Estado.
Para Rajoy, este asunto es "de una enorme gravedad y muy preocupante" hasta el punto de que Rodríguez Zapatero "tiene la obligación de explicar lo que pasa".
En esta misma línea se ha pronunciado también el portavoz de Justicia del PP en el Congreso, Federico Trillo, quien ha exigido la comparecencia urgente del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.
Querella de Guantánamo
Por otra parte, Pumpido ha anunciado que la Fiscalía no apoyará la querella presentada en la Audiencia Nacional contra los asesores de la Administración de George W. Bush que idearon el entramado jurídico de la base de Guantánamo.
"Es una querella fraudulenta" ha sentenciado Conde-Pumpido tras rechazar, además, que la Audiencia Nacional "se convierta en un juguete".