Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía General del Estado investiga el incremento de las bajas laborales de controladores

El sistema que sustituirá a los controladoresCuatro
El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha anunciado que la Fiscalía investigará el incremento de las bajas laborales de los controladores aéreos y ha reiterado que garantizará que los ciudadanos no se vean afectados en sus desplazamientos por los intereses de "una minoría".
Conde-Pumpido ha recordado que la Fiscalía ya ha actuado en otras ocasiones en situaciones que afectaban al funcionamiento de los servicios públicos. Ha puesto como ejemplo la invasión de las pistas del aeropuerto de El Prat (Barcelona) en el que se abrió un procedimiento que se saldó con algunas condenas; la huelga de camioneros, que afectó a la actividad de los transportes públicos y, recientemente, el incumplimiento de los servicios mínimos durante la huelga de los trabajadores del Metro de Madrid.
Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, ha avanzado que ha acordado junto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y la ministra de Defensa, Carmen Chacón, habilitar a controladores aéreos militares para que trabajen en torres de control civiles en "situaciones excepcionales".
En declaraciones a la Cadena Ser, Blanco ha explicado que se requiere una orden del presidente del Gobierno para que el personal militar pueda ocupar puestos de trabajo en los aeropuertos civiles.
"Con más dinero había menos estrés"
Además, el ministro de Fomento ha negado que los controladores aéreos estén trabajando más horas tras la aprobación de la nueva normativa que regula sus condiciones laborales por lo que espetó que, "con más dinero había menos dolores y menos estrés".
Blanco se ha referido así al incremento de bajas médicas en el centro de control de Barcelona que están dificultando desde hace unos días la operativa aérea en todos los aeropuertos mediterráneos.
A este respecto, el titular de Fomento ha indicado que los controladores de Barcelona trabajarán este año un 15% menos de horas que el pasado y recordó, que a pesar de la rebaja salarial, "siguen cobrando dos veces y medio más que el médico que les da la baja o que el ministro que les habla".
Más problemas para este martes
Por otra parte, Blanco ha avanzado que los problemas continúan este martes, ya que en dicho centro de Barcelona se registran un 32% de bajas y ha recordado que la Seguridad Social continúa investigando el carácter de dichas bajas encadenadas.
Posteriormente, un portavoz de AENA ha informado que la cuarta parte de los controladores aéreos programados para esta mañana en el Centro de Control de Tráfico Aéreo de Gavá (Barcelona) no han acudido al trabajo por encontrarse de baja laboral.
Las misma fuente ha señalado que estaba previsto que esta mañana trabajaran 53 personas, pero que tras el cambio de turno han faltado un total de 13, con los que el número de controladores que prestan servicio asciende a 40.
Desde AENA se ha señalado que de momento los aviones operan con normalidad y que no se registran retrasos en el tráfico aéreo controlado por el centro de Gavá, pero que habrá que esperar a las horas en las que hay mayor número de vuelos programados para ver las consecuencias que tiene.
"No es fruto del azar"

"Tengo la firme determinación de trasladar esta semana toda la información acumulada a la Fiscalía", agregó el ministro, quien denunció que la mayoría de las bajas se comunican minutos antes de entrar al puesto de trabajo con lo que no se deja capacidad de reacción a Aena.
Para Blanco, estas bajas "no son fruto de la casualidad o el azar y puede haber incumplimiento de ley y responsabilidades". A este respecto, indicó que algún médico, con vinculación con un controlador, puede estar dando bajas de forma masiva.
Además, ha advertido de que si se demuestran las razones esgrimidas por los controladores para estar de baja, se podría plantear que estos profesionales tuvieran que pasar nuevos exámenes, "porque para ser controlador hay que tener unas condiciones psicofísicas incompatibles con el estrés o la ansiedad".