Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fin de semana tiritando

Fin de semana de temporalCuatro
Un total de 21 provincias españolas están en alerta naranja este sábado por "riesgo importante" de nevadas, bajas temperaturas y fuertes vientos, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
El norte y el este de España se llevan la peor parte, especialmente en las zonas montañosas del Sistema Central, los Picos de Europa y los Pirineos.
Asturias, Cantabria y País Vasco están en alerta por riesgo de nevadas y bajas temperaturas. Las nevadas pueden alcanzar los 20 centímetros de espesor en estas zonas y las temperaturas pueden caer hasta los -10 grados centígrados.
También hay alerta naranja en Teruel, Zaragoza, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Madrid, Barcelona, Lleida, Gerona, Tarragona y Castellón.
El frío va a afectar, además, a las Islas Baleares y a todo el este peninsular, con especial incidencia en La Rioja, Aragón, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Murcia.
Consecuencias del temporal
Un varón de 57 años ha fallecido en la localidad guipuzcoana de Antzuola al resbalar y caer al suelo cuando limpiaba el hielo y la nieve acumulados en la entrada de su garaje.
Según ha informado la Ertzaintza, el fallecido se encontraba con otra persona realizando las citadas tareas de limpieza cuando sufrió el fatal resbalón, sobre las ocho menos veinte de la mañana de este sábado.
Pasadas las ocho de la mañana un médico trasladado al lugar certificó el fallecimiento de este hombre, cuyo cuerpo fue trasladado a la Clínica Forense de San Sebastián.
Por otra parte, agentes de la sección de montaña de la Ertzaintza han rescatado a cuatro excursionistas en el monte Adarra (Guipúzcoa) que se habían perdido en pleno temporal de frío y nieve.
Hacia las seis de la tarde del pasado viernes, se recibió una llamada en el 112 en la que comunicaban que cuatro personas se hallaban perdidas en el monte Adarra. Al parecer, los excursionistas, vecinos de Donostia, habían salido a dar una vuelta y les sobrevino la noche y se desorientaron.
Al lugar acudió una dotación de efectivos de la Ertzaintza de la sección de montaña de la Brigada Móvil, que bajo la coordinación de un técnico de Protección Civil del Gobierno Vasco, localizaron a los cuatro montañeros hacia las nueve y cuarto de la noche, a los que ayudaron a bajar hasta donde habían dejado su vehículo. Ninguno de los excursionistas presentaba daños y pudieron regresar a sus domicilios.
Desde el Departamento de Interior se recuerda que mientras las condiciones meteorológicas continúen siendo adversas, constituye una grave imprudencia la realización de excursiones y travesías de montaña.