Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fin de la fase de rescate y dos nuevos milagros

Catástrofe en HaitíCNN+/Cuatro
El Gobierno haitiano ha dado este sábado oficialmente por terminada la fase de rescate de supervivientes del terremoto en el país caribeño, que se ha saldado con 132 víctimas sacadas con vida de entre los escombros, y 111.481 fallecidos en el seísmo, según han confirmado miembros de Naciones Unidas.
Además, según datos del ministerio de Interior haitiano citados por los medios locales, más de 193.000 personas han resultado heridas por el seísmo, unas 11.000 viviendas quedaron destruidas y otros 32.321 se ha visto afectados.
El departamento Oeste, donde se encuentra la capital del país, Puerto Príncipe, ha sido la región que ha registrado un mayor número de víctimas, más de 111.000. La mayor parte de los edificios gubernamentales se derrumbaron, y cerca de un millón de personas se han quedado sin hogar.
Rescatados un joven y una anciana
Los equipos de rescate israelíes han sacado con vida de entre los escombros a un joven de 22 años diez días después del terremoto de 7 grados que devastó Haití. El hombre, llamado Emmanuel Buso, estaba sepultado cerca de las ruinas de la residencia presidencial en el sur de la capital. Desde el terremoto ha permanecido bajo las ruinas de su dormitorio en Puerto Príncipe en un hueco que milagrosamente se formó tras caerle el techo encima.
El comandante Zohar Moshe ha explicado que los operativos de rescate israelíes "fueron capaces de liberarle y sacarle sano y salvo" y que posteriormente fue trasladado en estado estable a un hospital de campaña. El joven está en buenas condiciones físicas: tan sólo presenta síntomas de deshidratación.
Además, una mujer de 84 años ha sido rescatada con vida este viernes de entre los escombros de un edificio en Puerto Príncipe.
Los efectivos de rescate "la sacaron por la mañana temprano. Ella a penas respondía, tenía heridas por todo el cuerpo, y gusanos. Es muy inusual", ha dicho Vladimir Larouche, un médico haitiano-estadounidense de Nueva York que está trabajando en el Hospital General. "Yo la atendí y la estabilicé. El Ejército estadounidense la evacuó a un barco", ha añadido.