Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Ordóñez insiste en adoptar reformas en la Seguridad Social

Una semana después de sus polémicas declaraciones sobre el posible déficit en el que podía incurrir la Seguridad Social, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha vuelto a referirse a la crisis económica y ha facilitado algunos consejos a la banca para que la superen.
Pero lo más destacado de su intervención en el Encuentro del Sector Financiero organizado por ABC y Deloitte ha vuelto a ser el sistema de pensiones. Fernández Ordóñez se ha defendido de las críticas por sus declaraciones sobre el fin del superávit de la Seguridad Social en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso y ha asegurado que él no creó alarma ninguna y que "es imperioso adoptar reformas" en el actual sistema.
Fernández Ordóñez ha indicado también que coincide con el secretario de Estado para la Seguridad Social, Octavio Granado, quien defiende la necesidad de reformar la Seguridad Social y alerta de la reducción de los superávits en todos los países.
Tras ello, el gobernador del Banco de España ha afirmado que no se ha sentido desautorizado por el Gobierno.
Consejos a la banca
Minutos antes de volver a la polémica, Fernández Ordóñez ha aconsejado a la banca que busque diversificar su actividad, reduzca costes de explotación y no descarte las reestructuraciones en el actual contexto de crisis, es decir, "probablemente reducirán su número de oficinas".
Además, ha advertido de que la morosidad seguirá aumentando en el corto plazo, por lo que las entidades tendrán que seguir esforzándose en la dotación de provisiones, aunque ha admitido que la bajada de los tipos de interés va a suponer un alivio para las familias y las empresas.
No obstante, el gobernador ha pedido a los bancos y cajas que eviten imponer reglas "indiscriminadas" entre clientes a la hora de conceder financiación, si bien les ha instado a seleccionar los créditos con "mayor cautela" y a diferenciar apropiadamente los tipos de interés que aplican a cada uno de ellos.