Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe González aconseja a Rubalcaba que deje ya el Gobierno

En el debate, González ha señalado además que a España "le conviene" que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero agote la legislatura, siempre que sea aprobando las reformas pendientes y unos Presupuestos Generales del Estado "coherentes con esas reformas", aunque ha admitido que al PSOE no le conviene. A su juicio, si fuera por interés meramente partidista, al PSOE tal vez le habría convenido convocar elecciones cuando tuvo que aprobar el paquete de ajuste drástico, en mayo de 2010.
No obstante, ha advertido de que si hubiera sido así las estarían mucho más retrasadas. Incluso, ha avisado, si hubiese elecciones en octubre o noviembre con un cambio de Gobierno, las reformas se retrasarían.
Situación de emergencia
El expresidente del Gobierno Felipe González asegura que el Sistema Nacional de Salud (SNS) está "en una situación de emergencia" y "corre el riesgo de deteriorarse" con la actual crisis. Para evitarlo, propone que se creen impuestos finalistas "presionando" al tabaco y al alcohol para financiar la sanidad.
"Son los que más fastidian a la salud", según ha asegurado en el marco del Foro Ideas+Diálogo en Sanidad, organizado por Farmaindustria y Europa Press, apuntando a que se debe o crear un impuesto nuevo o "destinar uno de los que ya tenemos".
Lo que sí tiene claro González es que, como ha advertido, debemos "presionar al tabaco o al alcohol" ya que, pese a que el consumo de tabaco está bajando, el de alcohol está subiendo. "Por ello, presionemos, y destinémoslo a Sanidad, o la totalidad o una parte sustancial".
Asimismo, el expresidente del Gobierno ha reclamado un pacto de Estado para sacar adelante la Sanidad y "evitar que salga tocada" de la crisis, pidiendo la colaboración de los partidos políticos, los profesionales del sector e incluso los propios ciudadanos, a quienes "hay que hacerles responsables del sistema si es que lo aprecian".