Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fassbender protagoniza 'Assassin's creed': "Hoy lucharíamos contra quienes explotan a los demás"

El actor Michael Fassbender ha visitado Madrid para presentar ante la prensa 'Assassin's creed', la adaptación cinematográfica del famoso videojuego que protagoniza y produce, en la que comparte pantalla con Marion Cotillard y que llega a los cines españoles el próximo 23 de diciembre.
"Hoy lucharíamos contra quienes explotan a los demás, contra quienes manipulan y mueven los hilos desde la sombra y contra lo que vemos en el mundo que nos preocupa e inquieta, como la xenofobia, el racismo y los prejuicios", ha manifestado el actor durante la rueda de prensa que ha ofrecido en un hotel de la capital.
Fassbender da vida a Callum Lynch, quien gracias a una tecnología que desbloquea sus recuerdos genéticos es capaz de vivir las aventuras de su ancestro, Aguilar, en la España del siglo XV, miembro de una misteriosa sociedad secreta que posee las habilidades necesarias para enfrentarse a la organización de los templarios.
Según ha explicado el actor, Lynch tiene un perfil "más psicológico" y es una persona un tanto "cínica" a quien arrebataron la familia "a una edad temprana", mientras que Aguilar es "un hombre de acción", un personaje para el que tuvo que entrenar duro, especialmente en escenas de "parkour".
En este sentido, ha explicado que tanto para el director, Justin Kurzel, como para él era importante que los actores interpretaran "la mayor parte de las secuencias de acción", en la mayoría de las cuales aparece junto al actor español Hovik Keuchkerian. "Pasé mucho miedo", ha bromeado Fassbender en referencia a intérprete.
En cuanto a la dificultad de adaptar este videojuego, Kurzel ha alabado la "profundidad" de algunas de las ideas que presenta, tales como la "noción de libre albedrío" y la "lucha por preservar la libertad". Una de las frases de la película, con la que sus personajes señalan que "nada es verdad" y que "todo está permitido", es para el director "clave" para entrar en su visión del mundo y encontrar una "realización mediante el pensamiento", algo que a su juicio hoy es "una virtud".
En cuanto a la posibilidad de una segunda parte, Fassbender ha señalado que ese es "un secreto que hay que guardar", puesto que hay una idea de "posible evolución" es necesario ver primero los resultados en taquilla para decidir. No obstante, ha señalado que en el desarrollo de la primera parte tenían una idea de lo que se podría realizar en tres capítulos, su "número de la suerte", según ha confesado.
COTILLARD: FUERTE Y PROFUNDA
Durante esta presentación, el actor ha estado acompañado también por la oscarizada actriz Marion Cotillard, quien aunque ha admitido que "es una película que podría denominarse masculina", cree que lo "interesante" es que los dos personajes femeninos son "fuertes", "profundos" e "importantes".
En su caso, da vida a una científica que "no responde al cliché" y que guarda "misterio" y algo "muy profundo" en su personalidad que el espectador no será capaz de "leer e identificar" en un primer momento, y que, entre otros temas, está relacionado con la relación que mantiene con su padre, a quien da vida Jeremy Irons, tal y como ha explicado.
En respuesta a la pregunta sobre el papel de la mujer en esta película, Michael Fassbender ha añadido que "los personajes femeninos están para facilitar la labor de los personajes" protagonistas, algo que entiende que sea una "frustración" para las mujeres, aunque matiza que "lo bonito es que están ahí por mérito propio". "Su viaje y evolución no depende de los personajes masculinos que están a su alrededor", ha subrayado.
En esta rueda de prensa han estado presentes también los actores españoles Javier Gutiérrez, Hovik Keuchkerian y Carlos Bardem, quien ha subrayado la labor de Kurzel en la dirección, puesto que a pesar de los "niveles de superproducción", está a cuidada en el aspecto actoral. "Kurzel combina la espectacularidad con una dirección de actores casi teatral", ha dicho.