Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fannie Mae no abandona las pérdidas en el primer semestre y pide más ayuda al Tesoro

El gigante hipotecario, Fannie Mae, no consigue abandonar las pérdidas y tendrá que volver a recurrir al Tesoro estadounidense. La entidad financiera, junto a su competidor Freddie Mac, se hicieron tristemente famosas cuando estalló hace dos años el escándalo de las hipotecas basura en EEUU, que fue germen de la actual recesión económica.
Fannie Mae ha presentado, por octavo trimestre consecutivo, pérdidas que han sido en este caso de 14.800 millones de dólares. Los incumplimientos de pagos de hipotecas y las ejecuciones hipotecarias en el contexto actual de depreciación inmobiliaria son las razones principales para explicar las pérdidas del segundo trimestre.
En septiembre del año pasado, el Gobierno se hizo con el control de Fannie Mae y Freddie Mac, cuyos estatutos son fijados por el Congreso.
Entonces, el departamento del Tesoro comprometió unos 400.000 millones de dólares para impedir la bancarrota de las dos firmas mientras el Gobierno decide cómo reestructurará sus operaciones.