Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallecen dos personas por la ola de calor, un joven de 24 años en Badajoz y una mujer de 55 en Sevilla

Fallecen dos personas por la ola de calor un joven de 24 años en Badajoz y una mujer de 55 en SevillaCNN+/Cuatro
Un joven de 24 años ha fallecido en Villar del Rey (Badajoz) supuestamente por un golpe de calor, tras sentirse indispuesto cuando jugaba al fútbol, según ha informado hoy la Consejería de Sanidad y Dependencia.
Se trata de un varón de nacionalidad portuguesa, trabajador en la depuradora de este municipio, que hacia las 19 horas del pasado miércoles, cuando estaba jugando al fútbol, se notó indispuesto, siendo trasladado a su domicilio, adonde acudió un equipo sanitario.
Allí lo encontró inconsciente, con falta de pulso y respiración y temperatura corporal muy elevada, por lo que se avisó al 112 y se procedió a realizarle maniobras de resucitación cardiopulmonar.
Tras 45 minutos de maniobras de reanimación se confirmó el fallecimiento del paciente por parada cardiorespiratoria, posiblemente secundaria a golpe de calor al presentar el paciente una temperatura corporal de 41 grados.
No obstante, la causa final de la muerte, tal y como establece la normativa vigente, ha de ser dictaminada por el forense a quien se avisó para que certificara el fallecimiento.
Fallo multiorgánico por un golpe de calor
Por otro lado, una mujer de 55 añosha fallecido en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla como consecuencia de un golpe de calor, ha informado hoy la Consejería de Salud.
La mujer murió la pasada madrugada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro hospitalario sevillano, donde había ingresado el pasado lunes afectada por un fallo multiorgánico, consecuencia de las altas temperaturas de los últimos días y la falta de aislamiento adecuado en su vivienda.
Tener en cuenta los síntomas
La Consejería de Saludha recordado que el golpe de calor es un síndrome grave que se produce por un fracaso de la termorregulación por la exposición a unas altas temperaturas, que provocan que el organismo no sea capaz de controlar la temperatura corporal, de forma que la fiebre sube a más de 41 grados.
Los síntomas que hay que tener en cuenta, junto a la temperatura del cuerpo, son la alteración de la conciencia y la deshidratación.
Ante la aparición de un golpe de calor, ha informado la Consejería, es preciso solicitar asistencia médica urgente, y, mientras ésta llega, hay que colocar a la persona afectada en un entorno fresco y enfriarla con aire o agua fría, ya sea con una ducha, un baño o mojando sus ropas.
Los deportistas, trabajadores expuestos al calor, bebés, personas mayores, discapacitados o enfermos crónicos son especialmente sensibles a las altas temperaturas.