Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece un corredor en el cuarto encierro de los Sanfermines

El corredor fallecido en los SanferminesCNN+/Cuatro
Ha sido la carrera más peligrosa en lo que se lleva de fiesta y desgraciadamente se ha confirmado. Un corredor ha fallecido tras ser corneado en el cuello en el cuarto encierro de los Sanfermines 2009. El mozo ingresó ya en el Hospital de Navarra en parada respiratoria tras ser corneado en el tramo de Telefónica.
Se trata de Daniel Gimeno Romero, de 27 años, y residente en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Se encontraba en la fiesta de los San Fermines con su familia y su novia, quienes le han identificado.
Según ha explicado el jefe de Urgencias del centro hospitalario, el mozo sufrió una herida por asta a nivel supraclavicular izquierda con trayecto descendente, afectando al pulmón izquierdo, aorta, y cava. El médico ha específicado que "en el quirófano se le ha hecho una exploración quirúrgica y se ha visto que las heridas eran incompatibles con la vida".
Ésta es la primera muerte en seis años por asta de toro. En total, son 15 los muertos en toda la historia de estas fiestas.
Atendidas más de 60 personas
Los voluntarios de Cruz Roja Navarra han atendido tras el cuarto encierro de los Sanfermines a 61 personas, el mayor número de intervenciones en la edición 2009. La carrera, protagonizada por toros de Jandilla, se ha saldado con un fallecido por una cornada en el cuello y otros tres heridos por asta, y ha sido la más larga y peligrosa de las registradas hasta ahora este año.
La cogida mortal se ha registrado en el tramo de Telefónica. En este mismo lugar han sido atendidos otros dos empitonados, mientras que en el tramo de Mercaderes se ha registrado el cuarto herido por asta.
Además, los voluntarios de Cruz Roja han tenido que realizar 34 curas distribuidas en todos los tramos del encierro, han intervenido en dos luxaciones en el tramo del Ayuntamiento, han atendido dos lipotimias y han practicado ocho atenciones médicas.
El tramo más conflictivo en cuanto al número de heridos ha sido el de Telefónica, el lugar en el que ha habido tres heridos por asta (uno fallecido), diez curas y una atención médica. Además, desde este punto, Cruz Roja Navarra ha tenido que trasladar a cuatro corredores a centros hospitalarios.