Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI alerta del riesgo que supone para la economía la 'guerra de divisas'

El FMI y el BCE alertan del riesgo para la economía de la guerra de divisasNoticias Cuatro/ CNN+
En una comparecencia antes del encuentro anual entre el FMI y el Banco Mundial, Strauss-Kahn ha remarcado que el término 'guerra cambiaria', que se está utilizando para referirse a las diferencias que existen entre los diferentes países respecto al valor de las divisas, es "demasiado militar". Ha advertido que "muchos consideran su moneda como un arma".
El máximo responsable del FMI se ha mostrado partidario de que, si finalmente se producen problemas entre diferentes países por los tipos de cambios, sean discutidos en el seno de la institución que él dirige.
A pesar de ello, ha considerado que no existen motivos para "usar los controles de capital" con el fin de evitar la volatilidad en los mercados de divisas y ha recordado que el objetivo de "reequilibrar" la economía global no se puede lograr sin que haya cambios en el valor de las divisas.
Políticas económicas coordinadas
En esta línea, ha insistido en la necesidad de que el acuerdo global sobre la necesidad de coordinar las políticas económicas se mantenga, algo que no ocurre en estos momentos ya que es una tendencia que está "disminuyendo". El director gerente del FMI ha subrayado que esto es "una amenaza real" para la recuperación económica mundial porque no es posible aplicar "soluciones nacionales a problemas globales".
Asimismo, ha insistido en que la recuperación económica es "frágil y desigual". Dice que la crisis ha finalizado para los países de Asia o América del Sur, que han registrado un alto crecimiento, mientras que la recuperación es "menos cierta" en Europa y Estados Unidos.
Finalmente, consideró que es una buena idea establecer tasas al sector financiero, que permitirían tener recursos para hacer frente a futuras crisis, pero ha insistido en que no sería útil que esta se centrara en las transacciones financieras.
El peligro de volatilidad
Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha advertido sobre las "implicaciones negativas" para la estabilidad económica y financiera mundial de una 'guerra de divisas'. "La excesiva volatilidad y los movimientos desordenados conllevan implicaciones negativas para la estabilidad económica y financiera", ha añadido.
Por otro lado, Trichet ha reconocido que "a largo plazo" habrá divisas actualmente no totalmente convertibles que lo serán, lo que supondrá un cambio estructural en la constelación de divisas".