Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI anuncia el fin de la recesión mundial, menos en España

La recesión mundial ha terminado, según el Fondo Monetario Internacional, que ha elevado sus previsiones de crecimiento ante el fuerte tirón de Asia y las señales positivas en el resto del planeta, aunque ha alertado que la recuperación será lenta.
Según sus nuevos cálculos, el mundo se contraerá en el 2009 tres décimas menos que lo previsto en julio, hasta un 1,1 por ciento, pero ese resultado se debe al terrible principio de año.
Para el año que viene, el FMI vaticina un crecimiento del 3,1 por ciento, seis décimas más que su anterior cálculo. "La economía mundial parece expandirse de nuevo, empujada por el fuerte desempeño de las economías asiáticas y la estabilización o modesta recuperación en el resto del planeta", afirmó el organismo en su informe "Perspectivas Económicas Mundiales", hecho público este jueves en Estambul.
Revisión por países
Estados Unidos se encogerá un 2,7 por ciento este año, pero sumará un crecimiento positivo del 1,5 por ciento en el 2010. En cambio, la zona euro pasará de un 4,2 por ciento negativo en el 2009 a un 0,3 por ciento positivo el año que viene.
Mientras, los mercados emergentes van mucho más acelerados. China se expandirá un 8,5 por ciento en el 2009 y un 9 por ciento en el 2010, mientras que Brasil, el más beneficiado por las revisiones de datos entre los países grandes, se contraerá un 0,7 por ciento en el 2009 y crecerá un 3,5 por ciento el próximo año.
Los datos indican que el rebote tras la mayor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial no llegará tan alto como en anteriores recesiones. "El ritmo de la recuperación es lento", aseveró el FMI. Los estímulos fiscales y monetarios han impedido que se levantara el espectro de la depresión, lo que ha animado a las bolsas en la segunda parte de este año, de acuerdo con el organismo.
El principal riesgo a corto plazo es la retirada prematura del apoyo presupuestario y monetario sin precedentes a la economía que han aplicado los gobiernos y bancos centrales, la cual pararía la recuperación, según el Fondo.
Mejora las previsiones para España
En el caso de España, el FMI ha revisado al alza sus pronósticos para la economía española en 2009, al augurar una contracción del 3,8 por ciento para este año, frente al 4 por ciento estimado en julio, mientras que para 2010 espera un retroceso del 0,7 por ciento, una décima mejor que las anteriores proyecciones de la institución (-0,8 por ciento).
La actualización de las proyecciones del FMI vuelve a presentar un escenario más pesimista para la economía española que el previsto por el Gobierno español, que espera una contracción del 3,6 por ciento del PIB en 2009 y una caída de la actividad económica del 0,3 por ciento en 2010.
En su informe de previsiones, el Fondo augura que España cerrará el presente ejercicio con una tasa de paro del 18,2 por ciento y del 20,2 por ciento en 2010, en línea con las previsiones del resto de las grandes instituciones internacionales, como la OCDE.
Del lado de la inflación, el FMI aleja las previsiones deflacionistas del país y prevé que el IPC de España registre en 2009 un descenso del 0,3 por ciento y que en 2010 vuelva al terreno positivo, concluyendo con un aumento de los precios del 0,9 por ciento.
Con respecto a la economía española, el Fondo incide en la gravedad de la crisis inmobiliaria, la peor de Europa junto con la de Irlanda y Reino Unido, y subraya que el abrupto deterioro del sector construcción es una de las principales causas de que se haya disparado el desempleo.
Los grandes países en positivo

España se mantendrá en recesión en 2010 mientras el resto de potencias crecerán el próximo año. El FMI pronostica una contracción del 5,3 por ciento del PIB para Alemania en 2009, que registrará crecimiento positivo en 2010 con un 0,3 por ciento, lo que supone una mejora de nueve décimas en ambos casos con respecto a las previsiones anteriores.
La previsión de Francia supone una mejora de seis décimas para 2009 y de cinco décimas en 2010, con tasas del crecimiento del -2,4 por ciento y +0,9 por ciento respectivamente. El PIB de Italia registrará una contracción del 5,1 por ciento en 2009 y crecerá un 0,2 por ciento en 2010, lo que supone una mejora de tres décimas sobre la previsión del año que viene.
En el caso de EEUU, la previsión para 2009 se sitúa en un crecimiento negativo del -2,7 por ciento para 2009, una décima peor que en la anterior previsión, y en un crecimiento positivo para 2010 del 1,5 por ciento, lo que supone una mejora de siete décimas respecto a la estimación del pasado mes de julio.