Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FBI detiene a 44 personas por corrupción en Nueva Jersey

La 'Operación Bid Rig', iniciada por el FBI en julio de 1999, ha finalizado este jueves con la detención de 44 personas en Nueva Jersey. Entre los arrestados se encuentran destacados políticos, funcionarios y rabinos acusados de corrupción.
La investigación destapa el tráfico de influencias y blanqueo de capital llevado a cabo por una banda de funcionarios que financiaba sus actividades a través de organizaciones benéficas operadas por rabinos locales. Uno de los rabinos implicados es conocido como "el vendedor de riñones" ya que practicaba la compra de órganos a personas pobres por unos 7.000 euros para su posterior venta.
El director de la operación, el agente especial Weysan Dun, ha asegurado que no se trata de un caso con motivaciones religiosas o políticas, a pesar del perfil de los implicados. "Esto no tiene que ver con la política y tampoco con la religión. Tiene que ver con crimen, corrupción y con la asombrosa traición de la confianza pública", ha explicado Dun.
En el caso también están implicados los alcaldes de Hoboken, Secaucus y Ridgefield por haber recibido sobornos para garantizar contratos o autorizaciones a falsos inversionistas inmobiliarios que en realidad eran colaboradores o agentes del FBI. El alcalde de Hoboken, Peter Cammarano, habría recibido unos 17.600 euros en pagos ,mientras que los otros imputados aceptaron 10.000 dólares, según informaciones de los medios locales.
Por corrupción
Además, también aparecen los nombres de dos miembros de la asamblea estatal, el presidente del Consejo Municipal de Nueva Jersey, así como "numerosos" funcionarios públicos.
"El problema de corrupción de Nueva Jersey no es uno de los peores, sino el peor en la nación", ha declarado Ed Kahrer, agente de asistencia especial a cargo del programa del FBI que investiga a criminales de alto nivel y corrupción pública y que ha trabajado en este operativo desde que comenzó hace diez años.