Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC liberan a Pablo Moncayo tras doce años de secuestro

Pablo Emilio Moncayo, secuestrado por las FARC hace 12 añosReuters
La organización Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), grupo mediador en el proceso de liberación, ha confirmado la entrega del cabo Pablo Emilio Moncayo por parte de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Moncayo fue recibido en un punto de la selva colombiana por la senadora Piedad Córdoba, el obispo Leonardo Gomez Serna y los delegados del Comité Internacional de la Cruz (CICR), ha informado CCP a través de Twitter y los medios locales.
Se retrasó por la lluvia
La misión humanitaria encabezada por la senadora Piedad Córdoba partió desde el aeropuerto de Florencia, en el departamento de Caquetá (sur) a un punto de la selva colombiana en el que se ha producido la entrega.
Las condiciones climáticas y las fuertes precipitaciones obligaron a retrasar unas dos horas esta última fase del operativo que finalmente arrancó alrededor de las 11.05 horas (18.05 hora peninsular española). "Vamos felices por Pablo Emilio", ha expresado Córdoba a través de Twitter.
Gran expectación
La liberación de Moncayo ha generado una gran expectativa en Colombia y en América Latina, por tratarse del rehén con más tiempo en poder de la guerrilla. Algunas personalidades, como el cantante colombiano Juanes han expresado su apoyo al soldado y a su familia. "Sargento Pablo Moncayo, secuestrado más de 12 años, todo Colombia esperando por tu regreso a la libertad", escribió.
Las FARC anunciaron la liberación de Moncayo el 16 de abril de 2009, como un gesto unilateral para impulsar un posible intercambio de secuestrados por guerrilleros presos. Pero el proceso se fue retrasando debido a que el Gobierno y el grupo armado no podían ponerse de acuerdo sobre las condiciones del operativo humanitario.