Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FAPAE advierte sobre el "impacto" del mercado único digital en el sector audiovisual

FAPAE ha advertido acerca del "impacto" que puede tener en el sector audiovisual la implementación del mercado único digital hacia el que se dirige la Unión Europea, tal y como han señalado sus portavoces en el marco de la 64 edición del Festival de San Sebastián.
La secretaria general de FAPAE, Mabel Klimt, ha señalado en declaraciones a Europa Press que a diferencia de lo que los productores expusieron el pasado mes de junio, cuando alertaron acerca de las consecuencias que podría tener para la industria del cine y la televisión, recientemente se han dado pasos en la aprobación de normativas.
En concreto, ha explicado que el pasado jueves 22 de septiembre la Unión Europea aprobó un paquete de medidas, que de momento no han sido implementadas pero que incluye propuestas que se encuentran sujetas aún a los comentarios de los estados miembros.
Tal y como ha explicado, hasta ahora normativa de propiedad intelectual incluía solo recomendaciones y cada estado miembro decidía si se aprobaba o no. Ahora, sin embargo, ha advertido de que van a pasar a convertirse en aspectos obligatorios que tienen como objetivo "liberalizar la explotación y comercialización de los contenidos digitales en toda la UE".
Esto tendría para la industria audiovisual "un impacto directo y sin matices", que se traduciría, entre otros asuntos, en una reducción de más de un 40 por ciento en la producción de televisión.
Según ha defendido la secretaria general de FAPAE, por cuestiones de idioma y de otros motivos, hay fundamentos para permitir que "el modelo de negocio subsista como está". Ahora, está "en manos" de la UE decir si ese matiz existe o no, algo para lo que existe un plazo de alrededor de un año, cuando se pondrá en marcha la "implementación plena".