Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ethan Hawke se convierte en la leyenda del jazz Chet Baker en Born to be blue

Una trompeta, sus dedos y silencio. Eso era todo lo que necesitaba Chet Baker para crear algunas de las melodías de jazz más icónicas de la historia. Una leyenda que revive dentro de la piel, los gestos y la voz de Ethan Hawke en Born to be Blue, película inédita hasta ahora en España que Sony Pictures Home Entertainment estrenó en el mercado doméstico español el pasado 18 de enero.
Tras su paso por el Festival Internacional de Cine de Toronto, donde consiguió excelentes críticas, el nominado al Oscar Ethan Hawke (Boyhood, Antes del Amanecer) ilumina la pantalla como el mito del jazz Chet Baker, cuya tumultuosa vida se recrea en la cinta con ingenio, ímpetu y mucho estilo.
En los años 50, Baker era uno de los trompetistas más famosos del mundo, un icono de estilo y un pionero de la escena jazzística de la Costa Oeste. Pero en los 60, su estrella se apagaba y tanto su carrera como su vida personal hacían aguas debido a su adicción a la heroína.
UN 'ANTI-BIOPIC'
El director Robert Budreau ha creado un 'anti-biopic' que se centra en un momento clave en la vida de Chet Baker, cuando luchaba por regresar a sus años de éxito motivado, en parte, por un apasionado romance con una actriz a la que da vida Carmen Ejogo(Selma, Animales fantásticos y dónde encontrarlos).
Precisamente, ellos dos protagonizan este clip de la película, que muestra a un magullado Baker contar una vieja historia de cómo Bird le señaló como el mejor de Los Ángeles, mientras el personaje de Ejogo le limpia la sangre seca. Y una frase certera: "Deberías encontrar algo y ser la mejor en ello".
En un segundo adelanto, se puede ver cómo se mimetizó Hawke en el trompetista, pues se observa cómo toca el instrumento al mismo tiempo que le descompone por dentro que nadie atienda y entiende que no es el de antes. Si hasta le aconsejan que practique más...
La realidad y la ficción se dan la mano en Born To Be Blue, unidas por el talento interpretativo de Ethan Hawke, fluyendo con el brío y el genio improvisado del mejor jazz.