Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estudiantes y policías se enfrentan en la Universidad de Honduras

Nuevos enfrentamientos en HondurasReuters
Decenas de estudiantes de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) se han enfrentado con la Policía, que invadió las instalaciones del centro y disparó gases lacrimógenos ante una protesta estudiantil.
El enfrentamiento, del que se desconoce si se registraron heridos, se dio después de que un piquete de policías llegara frente a la universidad, en el extremo oriental de la capital hondureña, para desalojar a decenas de estudiantes que protestaban contra el golpe de Estado al presidente Manuel Zelaya del 28 de junio pasado.
La propia rectora de la universidad, Julieta Castellanos, fue víctima de la represión, al ser empujada por los agentes y caer al suelo cuando trató de mediar con los policías, que igualmente golpearon a otros dos profesores, sin causarles heridas.
Neumáticos quemados en el acceso
Los manifestantes habían quemado neumáticos y cerrado los accesos a la UNAH, como parte de las protestas desarrolladas en varias regiones del país por seguidores del movimiento de resistencia que exige la restitución de Zelaya en el poder.
Los agentes antidisturbios irrumpieron en el recinto universitario en dos ocasiones, la primera durante "al menos diez minutos", según la rectora, y la segunda una media hora, aunque apenas avanzaron unos metros.
Los estudiantes recibieron con piedras a los policías y estos en su avanzada utilizaron gases lacrimógenos, un cañón de agua y las mismas piedras que les lanzaban.
La situación se volvió un caos en el campus universitario porque muchos estudiantes y maestros que estaban en clase no podían salir por la acción policial.
Una ONG media
Tras más de dos horas de enfrentamientos, una organización de derechos humanos medió entre ambas partes y logró que la policía se replegara en paz.
Durante los incidentes, los manifestantes destrozaron varios vehículos y un restaurante de comida rápida de una franquicia estadounidense.
Otro automóvil fue quemado en el campus universitario y los estudiantes saquearon otros tres restaurantes del recinto universitario acusando a sus propietarios de "golpistas" y de no pagar impuestos, acto que la rectora calificó de "repudiable".
EEUU matiza su apoyo a Zelaya
El Departamento de Estado norteamericano ha matizado su apoyo al presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, en la crisis que vive el país centroamericano y aclaró que desde Washington no se respalda a ningunapersona o institución en particular.
No obstante, la administración de Barack Obama ha condenado la destitución de Zelaya, se ha negado a reconocer a Micheletti, ha reducido en 16,5 millones de dólares la ayuda militar a Honduras y ha cancelado los visados a miembros del Ejecutivo provisional.