Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estudiantes británicos toman la sede de los "tories" en protesta por los planes de austeridad del Gobierno

Estudiantes británicos toman la sede de los "tories" en protesta por los planes de austeridadReuters
Estudiantes y profesores quieren manifestar su rechazo contra la triplicación del precio de las matrículas universitarias. La protesta, organizada por el Sindicato Nacional de Estudiantes, ha convocado alrededor de 50.000 personas, lo que significa la mayor concentración contra el Gobierno en los meses de historia del Ejecutivo de coalición, del que también forma parte el Partido Liberaldemócrata, encabezado por Nick Clegg.
Los manifestantes han señalado que están "contra los recortes, en solidaridad con los pobres, los ancianos, los discapacitados y todos los trabajadores afectados". Además, aseguran estar contra el "sistema conservador que ataca a los pobres y ayuda a los ricos".

Por su parte, el gobierno inglés, defiende que el nuevo sistema será más justo que el actual, ya que ofrecerá más ayuda a los estudiantes con menos ingresos. Además, aseguran que se trata de una medida progresiva. En este sentido, el secretario de Estado de Universidades, David Willetts, ha aclarado que el pago de las tasas no se realizará por adelantado, sino que se cobrará después, cuando el ingreso de los universitarios supere las 21.000 libras. Las matrículas pasarían de 3.290 libras, unos 3.785 euros a 9.000 libras, 10.350 euros.
Con la elevación de las matrículas, se trata de compensar el recorte de las subvenciones a las universidades por parte del nuevo Gobierno, una de las medidas destinadas a reducir el déficit. Además, es probable que muchas carreras de artes y humanidades dejen de ser subvencionadas por el Estado en beneficio de las carreras científicas, la ingeniería o las matemáticas.