Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entra en vigor la subida del IVA en plenas rebajas

El Gobierno aplica desde este jueves 1 de julio la anunciada subida del IVA debido a la caída de ingresos tributarios provocada por la crisis económica y que el Gobierno espera elevar y contribuir así a la reducción del déficit.
De este modo, los productos que soportan el IVA general y cuya fiscalidad es del 16 por ciento verán incrementado este nivel en dos puntos porcentuales, hasta el 18 por ciento. Mientras, el IVA reducido, para aquellos artículos con una carga del 7 por ciento se elevan en un punto porcentual y pasarán a ser del 8 por ciento.
Desde que se anunció la subida impositiva, la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, defendió que era el momento oportuno para hacerlo y que sólo se trasladaría a los precios el 50 por ciento de la subida.
290 euros más por hogar
Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que la subida del IVA tendrá una repercusión de cerca de 290 euros por cada hogar español.
No obstante, varias firmas de distribución, como Carrefour o Caprabo ya han anunciado que no repercutirán en sus clientes esta subida. En esta línea, la Asociación de Comercio textil y Complementos (Acotex) asegura que las tiendas de ropa no repercutirán, en el corto plazo, la subida del IVA.
Comienzan las rebajas
Esta subida del IVA coincide con el día en que comienzan oficialmente las rebajas de verano en la mayor parte de las comunidades autónomas, con descuentos "históricos y potentes" de hasta el 70 por ciento para contrarrestar el efecto de la subida del IVA, que coincidirá con el arranque de la campaña estival, y con un desplome del gasto medio por persona, que se situará en 65 euros, la mitad del registrado en 2006.
Alrededor de 100.000 pequeños y medianos comercios españoles de los sectores de moda y complementos y equipamiento del hogar y decoración afrontan la campaña con la previsión de facturar unos 3.600 millones de euros, lo que supone una caída del 10 por ciento respecto al año pasado y una vuelta a los niveles de 2007.
El periodo de rebajas estivales este año supone un gran reto para el sector, teniendo en cuenta el actual contexto de contracción del consumo a causa de la crisis y la entrada en vigor del alza del IVA.