Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfermeros de toda España se concentran para apoyar a la enfermera cuyo error causo la muerte de Rayan

Más de 50.000 enfermeros se han concentrado este jueves en hospitales y centros sanitarios de toda España para mostrar su indignación a las diferentes administraciones sanitarias por el trato dado a la profesión tras los hechos sucedidos en el Hospital Gregorio Marañón con el caso del bebé Rayán. Quieren demandar la adecuación de las plantillas a la ratio europea.
En las concentraciones que han tenido un seguimiento del cien por cien de la plantilla en todos los centros de toda España, se ha leído un manifiesto en el que se han trasladado las condolencias a la familia, el apoyo a la compañera afectada. Además de denunciar públicamente la situación en la que trabajan las enfermeras día a día.
Plan de adecuación de plantillas
El sindicato ha criticado la actitud de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, por no haber salido en defensa de la profesión y ha exigido que, en el seno del Consejo Interterritorial, se adopten las medidas necesarias para mejorar sus condiciones de trabajo.

Según han expresado en el manifiesto, la sociedad debe saber, que "a los profesionales se les obliga a trabajar con unas plantillas deficitarias, sin que se sustituyan gran parte de las bajas ni los permisos, con gran sobrecarga de trabajo y, obligándoles, incluso en un mismo turno, a realizar el trabajo en distintos servicios o unidades".
Así, los profesionales de Enfermería exigen, entre otras cosas, que el Ministerio de Sanidad impulse un Plan para la adecuación de las plantillas de Enfermería del Sistema Nacional de Salud a los ratios europeos y, especialmente, a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un plan de mejora de las condiciones laborales y acabar con la rotación forzosa e indiscriminada son, también, algunas de sus exigencias.