Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran el cadáver del etarra desaparecido Jon Anza en la morgue de Tolouse

El etarra fallecido Jon Anzacuatro.com
Las autoridades francesas han localizado en la morgue de la ciudad de Toulouse el cadáver del miembro de ETA, Jon Anza, desaparecido desde el 18 de abril de 2009.
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu abrió el pasado 8 de febrero diligencias para investigar su desaparición, ya que su paradero se desconocía desde la fecha citada cuando fue visto por última vez en las inmediaciones de la ciudad francesa de Bayona.
Detallar el estado físico del etarra
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, que abrió esta investigación a instancia de las autoridades francesas, ordenó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que preparasen un informe en el que se detallase en qué estado físico y mental se encontraba Jon Anza en el momento de su desaparición, a fin de determinar si pudo extraviarse y sufrir un accidente.
Del mismo modo, el juez instructor solicitó un análisis exhaustivo de las llamadas telefónicas que realizó el etarra en los días previos a su desaparición y de las que hicieron las personas de su entorno más próximo.
Reivindicación de ETA
La desaparición de Jon Anza se había convertido en los últimos tiempos en una de las principales reivindicaciones de la izquierda 'abertzale' y mantener presente esta 'causa' una de las directrices de ETA tal y como se evidencia en algunos de sus comunicados o documentos internos.
Según auto del juez Batasar Garzón, ETA incluía una serie de instrucciones para lograr una "activación popular" de cara al verano de 2009 entre las que indicaba que "las denuncias de la desaparición de Jon Anza con la presencia de sus fotos" tenían que ser "una constante".