Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército abre fuego contra los manifestantes

Uno de los heridos en las protestas en TailandiaReuters
Al menos dos personas han muerto y 96 han resultado heridas de diversa consideración y en el intento de las tropas por dispersar a los opositores en las calles de la capital tailandesa, donde continúa el estado de excepción. Los manifestantes antigubernamentales cercan la casa del Gobierno, a la que el Ejército trata de acceder.
El movimiento opositor de los 'camisas rojas' ha denunciado que varios de sus miembros han sufrido heridas de bala y han condenado el uso de fuego real por parte de las autoridades en la protesta. Entre los heridos se encuentran al menos 23 militares.
Los enfrentamientos del fin de semana propiciaron la declaración del estado de emergencia, bajo el cual quedan prohibidas las reuniones de más de cinco personas, los medios pueden ser sometidos a censura y el Ejército puede ser desplegado para ayudar a la Policía a mantener el orden.
Un difícil año nuevo
Este lunes comienza en el país una festividad de tres días por el Año Nuevo tailandés, por lo que algunos de los manifestantes entregaron rosas rosas a los soldados como un símbolo de paz. Aun así, la dimisión de Abhisit es la principal demanda de estos, y han advertido que no abandonarán su protesta hasta que se cumpla.
El ex primer ministro, Thaksin Shinawatra, quien, desde el exilio, llamó a los suyos a hacer la revolución, ha aclarado que se refería a una "revolución pacífica". Thaksin ha afirmado que "todos los manifestantes van con las manos vacías, con paz, piden una democracia real para todos".
Se aconseja no viajar
Tras estos disturbios desatados en distintos puntos de la capital tailandesa, el Ministerio de Asuntos Exteriores aconseja a los españoles que eviten viajar a Tailandia mientras persista esta situación de inestabilidad.
Además, a los españoles que se encuentran en Bangkok les pide que extremen la prudencia, que eviten desplazamientos innecesarios y que se alejen de los lugares en que se produzcan concentraciones masivas o despliegues policiales.