Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejecutivo ofrece alargar la vida de Garoña a cambio de un pacto global

Los sindicatos UGT y CCOO han rechazado la propuesta que según afirman "no es objeto de cambalaches". La oferta es mantener unos 1.000 empleos a cambio de acercar posiciones sobre una reforma que afectará a varias generaciones. El cierre de Garoña estaba previsto inicialmente para este año aunque luego se retrasó finalmente hasta 2013. El Ministro Sebastián dijo este mismo miércoles que la decisión sobre la nuclear era firme.
41 años cotizados
Sindicatos y empresarios se han reunido en el Ministerio de Trabajo para intentar cerrar ese principio de acuerdo global que abarcaría la reforma laboral, la del sistema de pensiones y la política energética.
Uno de los puntos con mayor desencuentro, la jubilación a los 67 años que propone el Gobierno, ya no sería un problema para UGT y CCOO gracias a la oferta sobre Garoña, según fuentes del Ejecutivo. El escollo más duro son los requisitos para poder jubilarse a los 65 años, para lo que el Gobierno propone haber cotizado 41; los sindicatos no admiten ese punto y piden rebajar esa cifra. La negociación formal no empezará hasta después del 28 de enero e la que el Consejo de Ministros aprobará su propuesta de reforma de las pensiones haya o no acuerdo con los agentes sociales.