Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ejecución simulada de las FEMEN contra el presidente iraní

Es la última protesta de la organización feminista FEMEN contra la visita del presidente iraní a Francia. Una activista con la bandera persa pintada en el pecho se ha colgado de un puente del río Sena para simular uno de las muchos ahorcamientos públicos que se llevan a cabo en Irán. Arriba, en la barandilla, un cártel de denuncia, se refería al presidente Hasán Rohaní como el "ejecutor de la libertad". "Queremos que se sienta como en casa", dice la activista FEMEN Sarah Constantin, que recuerda que "cada año se producen 800 ejecuciones en Irán, sin que le importe Francois Hollande". La llegada de la policía ha puesto fin a la actuación. La activista ha escalado cuerda arriba y ha escapado, junto a dos acompañantes, tras ponerse el abrigo. A los policías les ha tocado retirar el cártel.