Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ediles socialistas abandonan la procesión de Cuenca al ver el lazo blanco en los populares

Aparecen las primeras reacciones en las procesiones de Semana Santa por la reforma de la Ley del aborto. El lazo blanco empieza a ser un símbolo con mucha polémica. Los concejales socialistas del Ayuntamiento de Cuenca han abandonado esta mañana la Procesión del Hosanna, con la que se inician los desfiles en la Semana Santa. Su postura se ha debido a que los ediles del PP se han negado a quitarse los lazos blancos que portaban para mostrar su rechazo a la reforma de la Ley del Aborto.
Se trata de la primera procesión de Semana Santa de Cuenca, declarada de 'Interés Turístico Internacional'. Según ha informado, Ramón Pérez Tornero, el viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Cuenca, los ediles han tomado la decisión después de solicitar al alcalde del PP, Francisco Javier Pulido, que dijera a sus concejales que se quitaran el lazo blanco que portaban. A lo que han respondido negativamente al tratarse de una opción personal.
Los hechos
Pérez Tornero ha indicado que se dieron cuenta de que los concejales del PP llevaban un lazo blanco cuando iban a comenzar el descenso acompañando al obispo, José María Yanguas. Fue entonces, cuando han advertido a la portavoz popular y presidenta de este partido en Cuenca, María Ángeles García, de que no desfilarían si no se quitaban este símbolo. Tras esta advertencia, todos los ediles "populares" se quitaron el lazo menos una concejal, con lo que los socialistas accedieron a participar en la procesión.
Sin embargo, cuando esperaban que la procesión llegara a la iglesia, los concejales del PP fueron paulatinamente poniéndose de nuevo el lazo blanco. Ante esta situación, el viceportavoz socialista se ha dirigido al alcalde para solicitarle que dijera a sus compañeros que se lo quitaran.
El regidor ha respondido que no que era una opción personal, por lo que "ante esta situación nos hemos visto obligados a retirarnos, porque pensamos que la Semana Santa de Cuenca debe de estar por encima de todo eso", ha aseverado Pérez Tornero.
Reacción popular
Por su parte, el Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Cuenca ha considerado que el hecho "ha sido un desprecio" a la Junta de Cofradías, a las hermandades y a los nazarenos que formaban parte de ella.