Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA quería poner un coche bomba con motivo de la investidura de Patxi López

RubalcabaCNN+
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anuncia que entre la información incautada al jefe del aparato militar de ETA, Jurdan Martitegi, se ha encontrado un documento "del que se deduce" que la organización terrorista planeaba atentar con coche-bomba coincidiendo con la investidura del próximo lehendakari, el socialista Patxi López.
Rubalcaba confirma que, "efectivamente", a partir de la revisión del material obtenido por la Policía, "todo apunta" a que Martitegi "quería entregar una furgoneta de explosivos para usarla en los días cercanos al debate" de investidura, que se celebrará los días 4 y 5 de mayo próximos.
El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, indicó con anterioridad que la operación policial desarrollada contra ETA el pasado sábado "deja ver" que la situación de la organización es de "descomposición", como demuestra la detención de tres jefes del aparato militar en los últimos cinco meses.
Traslado a París
El presunto jefe de ETA no será trasladado de Montpellier a París por lo menos hasta este martes, según han confirmado fuentes de la investigación.
A la espera de su traslado, Martitegi Lizaso permanece en las dependencias de la Policía Judicial de Montpellier, donde las fuerzas de seguridad francesas le llevaron poco después de su arresto en la pequeña localidad de Montauriol, al sur de Perpiñán.
Antes de 96 horas
Siguiendo el proceso habitual, el etarra debería ser llevado a París no más tarde de 96 horas después de su detención, el plazo máximo de cuatro días para que los detenidos en casos de terrorismo estén en manos de la Policía.
Ya en la capital, permanecerá detenido en la sede de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial (SDAT), donde se le interrogará antes de pasar a disposición judicial.
Preparaban atentados
La detención del considerado como jefe militar de ETA se produjo en el marco de una operación conjunta entre Francia y España que ha permitido el arresto de otros ocho presuntos terroristas, seis de ellos en España.
Los otros dos son los compañeros con los que se reunió Martitegi antes de la emboscada policial en la que fueron arrestados los tres, junto a una pequeña iglesia ubicada al lado de un cementerio escondido en un camino forestal de Montauriol.
Según rebeló el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba , el jefe del aparato militar de ETA se había citado con ellos para un cursillo previo a cometer un atentado en España. La Policía puntualiza que la banda terrorista iba a ejecutar un atentado contra el próximo Gobierno vasco del socialista Patxi López.