Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA tiene en mente realizar un secuestro

Detenido el máximo responsable del aparato militar de ETACNN+/Cuatro
En la localidad francesa de Cahan, un diminuto pueblo de la baja Normandía, han sido detenidos Ibon Gogeaskoetxea, de 44 años, el jefe militar de ETA, quinto líder de la banda terrorista atrapado en menos de dos años, y otros dos etarras, Beinat Aguinagalde, de 26 años y José Lorenzo Ayestarán Legorburu, alias 'Basari' y 'Fanecas'.
José Lorenzo Ayestarán Legorburu, del que no se conocía su identidad hasta este mismo lunes, nació en Lezo (Guipúzcoa) hace 52 años. Se trata de uno de los últimos integrantes de una generación de terroristas que se beneficiaron de la Ley de Amnistía del 77 y que se marcharon a países de Sudamérica tras años de intensa actividad criminal en España.
Es por tanto de uno de los veteranos terroristas, que como José Luis Eciolaza Galán, alias 'Dienteputo' en los últimos años habría vuelto a integrarse en las filas de ETA y a ocupar cargos de confianza para reforzar una banda acosada por los éxitos policiales.
Los tres miembros de ETA fueron sorprendidos de madrugada en una casa rural alquilada con documentación falsa. La operación, desarrollada por la Dirección Central de Información Interior francesa, con la colaboración de la Guardia Civil, sigue abierta.
Se han localizado dos pistolas y un revólver, una cantidad pequeña de explosivo, dinero en efectivo, varios ordenadores, documentación falsa y material para construir zulos. Además, había unos grilletes, "un elemento poco habitual en la dotación de los comandos". Esto último hace sospechar que el 'comando' que encabezaba Beinat Aguinagalde era muy activo y escurridizo y podría a entrar a España para perpetrar un secuestro.
Rubalcaba avanzaque la operación se encuentra en "plena fase de análisis". Además, se intervino material informativo, "que siempre tiene interés aunque normalmente cuesta descifrarlo porque puede estar bien encriptado". En el momento en que se produjeron los arrestos, explicó que dos individuos estaban despidiéndose del jefe militar para "probablemente" entrar en España. "Es un ritual habitual que antes de mandar un comando a España les despida el jefe", precisó, antes de hacer hincapié en que el hallazgo de los grilletes "preocupa" a las autoridades y fuerzas de seguridad.
El titular de Interior ha adelantado que este domingo habló con la hija del empresario Ignacio Uria y la mujer del ex concejal socialista Isaías Carrasco, tras la detención de Beinat Aguinagalde, el presunto autor material de los asesinatos. Rubalcaba ha advertido de que ETA todavía tiene "capacidad de matar y voluntad de hacerlo" pese a que viva un "momento difícil". En este sentido, ha recordado que a lo largo de estos "dos meses muy malos" para la banda terrorista se han efectuado 32 detenciones, intervenido casi 2.000 kilos de explosivo, inutilizado la base logística de Portugal además de impedirse la radicación de otra en Cataluña. "Han sido dos meses muy buenos desde el punto de vista policial", afirma.
A lo largo de este lunes, los tres presuntos terroristas pasarán a disposición judicial en París.