Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC avisa que "plantarán cara" ante una sentencia "adversa" del Estatut

Continúa la polémica entorno a la futura sentencia del Estatuto de Cataluña. El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha destacado en el Congreso el peso y la vigencia del Estatuto catalán ante el aviso del portavoz de ERC, Joan Ridao, de que "plantarán cara" ante una sentencia "adversa".
En la sesión de control al Ejecutivo, Chaves ha pedido a Ridao respeto a la decisión del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto.
Tras señalar que la norma catalana, aprobada por la ciudadanía en un referéndum, "adquiere una singularidad especial y un peso político importante", ha asegurado que el Gobierno no participará en ningún juego de especulaciones sobre el fallo del Alto Tribunal ni adoptará ninguna actitud que interfiera en su labor o "menoscabe su legitimidad".
Chaves ha recordado al portavoz de ERC que en un Estado de derecho hay que respetar a los tribunales y acatar las sentencias, y ha asegurado que la sociedad catalana es fuerte porque ha dado ejemplo de respeto a esas reglas.
Un tribunal "caducado"
El portavoz de ERC ha considerado que el Gobierno pide a los partidos catalanes "un acto de fe" y que acepten la situación del Constitucional, un tribunal que, para Ridao, es un "árbitro sin autoridad moral, caducado, extremadamente politizado" y que evidencia un "frentismo casi guerracivilista" entre PSOE y PP.
Ridao ha preguntado a Chaves si consideraba normal que el tribunal que se pronunciará sobre la constitucionalidad del Estatuto lleve dos años y medio con un tercio de sus miembros que deberían haber cesado y ha considerado "esperpéntico" que el fallo acumule tres años de retraso.
Montilla confía en la constitucionalidad
Por su parte, el presidente catalán, José Montilla, cree que "no es un buen momento" en la relación Cataluña-España a causa, entre otros factores, del proceso estatutario, un asunto que dificulta sus relaciones con el presidente del Gobierno.
En una entrevista en 'Catalunya Ràdio', Montilla ha sido preguntado si él se ha convertido en un problema para José Luis Rodríguez Zapatero: "Sinceramente, creo que el presidente del Gobierno español tiene otros problemas más importantes, supongo que es más problema Rajoy que yo, aunque yo le puedo dar algunos problemas; de hecho le he dado algunos problemas."
Después de que Rodríguez Zapatero pidiese "calma" en Cataluña porque auguraba un desenlace razonable de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, Montilla ha señalado que desde la Generalitat siempre se ha actuado con "paciencia, con calma y serenidad", y ha apuntado no obstante que "esperar la sentencia no quiere decir que el Estatut no sea una ley vigente" que deba desarrollarse y aplicarse.