Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU maniobró en la Audiencia Nacional para boicotear causas abiertas

Nuevo capitulo, y no será el último, de las filtraciones de Wikileaks. Los cinco periódicos del mundo que han tenido acceso a los documentos secretos obtenidos por Wikileaks, entre los que se encuentra "El País", desgranan historias de la estrategia de la Administración norteamericana para evitar problemas a sus ciudadanos en cualquier lugar del mundo.
En España, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, aparecen citados como colaboradores con los que contactó EEUU para conseguir archivar causas judiciales abiertas en España contra militares y políticos estadounidenses, según adelanta "El País".
La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, ha desmentido "por completo" las informaciones publicadas que aseguran que el Gobierno de Zapatero ha sufrido presiones por parte de Estados Unidos para frenar el "caso Couso", así como que cobrase dinero por acoger a los presos de Guantánamo.
Sobre los presos del penal estadounidense en Cuba, Jiménez ha señalado que "en ningún caso hubo intención" de que se pusiera "precio alguno" por acoger a distintos reclusos para que la cárcel en Guantánamo pudiera ser cerrada. Así, ha señalado que "las conversaciones se mantienen siempre en un nivel de mayor confidencialidad y se mantienen en un nivel diferente al que se está haciendo mención" en las informaciones publicadas.
Crítica a Wikileaks
Además, la titular de Exteriores ha criticado las publicaciones de Wikileaks porque entiende que "hay ámbitos que tienen que quedar en el marco reservado" cuando se trata de la seguridad, la lucha contra el terrorismo o la política exterior de un país.
También ha negado rotundamente las presuntas presiones de la Administración de EEUU para que se cerrara la investigación del asesinato en Iraq del cámara de televisión José Couso. Así, Jiménez ha agregado que "Justicia es independiente, actúa con mucha seriedad, y es impensable que la justicia española se pueda ver presionada bajo ningún concepto para que pudiera cerrarse un caso que está en procedimiento judicial".
Según "El País", EEUU maniobró en la Audiencia Nacional a través de su Embajada en Madrid, llegando a "utilizar" a fiscales y altos cargos españoles. De esta forma, cita una frase textual de Eduardo Aguirre, embajador estadounidense en España durante la etapa del presidente George W. Bush. El jefe de la legación llegó a advertir al Gobierno: "Se me está acabando la paciencia".
Interferencias en casos
Concretamente, "El País" cita la utilización de fiscales y altos cargos españoles, entre ellos Conde-Pumpido y Javier Zaragoza, para interferir en las investigaciones abiertas por el "caso Couso", "los vuelos de la CIA" o las torturas en Guantánamo. Estas personalidades "o bien aportaron a la embajada información precisa sobre la instrucción judicial o bien favorecieron el archivo de los casos".
Una de las conversaciones registradas posteriormente en un cable (el informe "confidencial" del 19 de julio de 2007) recoge que Conde-Pumpido transmitió al embajador Aguirre que él quería archivar el 'caso Couso'. En este sentido, "El País" asegura que el lunes, antes de la publicación de esta información, el fiscal general del Estado explicó a este diario que "a veces traslada información a EEUU, pero que siempre son datos públicos facilitados a petición de la embajada".
85.000 dólares por cada preso de Guantánamo

En los documentos diplomáticos filtrados por el portal Wikileaks figuran cientos de telegramas enviados por las Embajadas de EEUU y el Departamento de Estado durante los dos últimos años y que revelan parte de los problemas que heredó el presidente estadounidense, Barack Obama, para ubicar a los presos de la cárcel de Guantánamo.
El Gobierno de Barack Obama trató de contrarrestar las serias dificultades que encontró para que los presos de la cárcel de Guantánamo fueran acogidos en otros países ofreciendo cantidades de dinero a los Gobiernos que accedieran a ello.
Entre ellos, Washington llegó a ofrecer al Ejecutivo de Zapatero hasta 85.000 dólares por cada preso que acogiera en España. Finalmente, España aceptó a tres presos de Guantánamo, un palestino, un yemení y un afgano.
La relación entre China y Corea del Norte
Por otra parte, los documentos filtrados el pasado domingo por el portal Wikileaks revelan que China ya no considera a Corea del Norte un aliado "útil y fiable", por lo que aconseja su unificación con el Sur, algo que el ex ministro de Exteriores surcoreano, Chun Yung Roo, pronostica que ocurrirá dos o tres años después de la muerte del presidente norcoreano, Kim Jong Il, según informaron este martes los diarios 'The Guardian' y 'The New York Times'.
En este sentido, el ex ministro de Exteriores surcoreano comunica a su interlocutor que dos altos funcionarios chinos le aseguraron que el país estaría de acuerdo con una eventual anexión de Pyongyang a Seúl.

Además, en un segundo cable que recoge una conversación de abril de 2009 entre el embajador estadounidense en Pekín y Wu Jianghoa, un importante diplomático chino, éste señala que el programa de desarrollo nuclear norcoreano estaría orientado a garantizar la sucesión dinástica del régimen, en la figura de Kim Jong Un, el tercer hijo del dirigente.
EEUU se preocupa por la salud de Cristina Fernández
Por otro lado, los documentos diplomáticos filtrados revelan que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, solicitó en diciembre de 2009 un informe sobre la salud mental de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, a la Embajada de EEUU en Buenos Aires, según informó este martes el diario 'The Guardian'.
En uno de los cables diplomáticos divulgados por el rotativo británico, Clinton solicita a la legación estadounidense en Buenos Aires que investigue si Fernández de Kirchner está bajo tratamiento médico por alguna dolencia mental.
En esta línea, la jefa de la diplomacia estadounidense se interesa también por las "dinámicas interpersonales" entre la mandataria y su marido, el ex presidente argentino Néstor Kirchner, fallecido el pasado mes de octubre a causa de un infarto, así como por el modo en que ésta controla "sus nervios y ansiedad", cita el periódico.
En este mismo documento, la secretaria de Estado se refiere también a la personalidad de la presidenta argentina, a la que considera "extremadamente sensible e intolerante con las críticas que recibe", en referencia a la fuerte oposición interna al matrimonio Kirchner en determinados sectores, como los medios de comunicación.
Próximo objetivo: la banca
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha adelantado que a principios del próximo año divulgará decenas de miles de documentos filtrados sobre uno de los grandes bancos de EEUU, según indicó en una entrevista concedida el pasado 11 de noviembre a la revista 'Forbes' y publicada este martes.
"Tenemos una (filtración) relacionada con un banco, es una mega filtración, no en gran escala, como el material de Irak, pero también son decenas o centenares de miles de documentos", dijo Assange en referencia a los 400.000 informes que difundió el portal sobre la guerra en Irak, a los que siguieron otros 70.000 sobre Afganistán y, la última oleada, más de 250.000 cables diplomáticos de EEUU.
Assange rehusó desvelar la identidad del banco, pero lo definió como una gran entidad financiera estadounidense que aún existe. Además, confió en que el contenido de este material impulse una revisión sobre el funcionamiento del sistema bancario, así como una investigación, sobre el 'modus operandi' de este banco, en particular.