Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU aplaza la deportación a Alemania de un presunto criminal nazi

John Demjanjuk, apodado "Iván el Terrible" y sospechoso del asesinato de 29.000 judíos en la Polonia nazi, ha sido enviado a casa después de que un tribunal de EEUU aplazara su deportación a Alemania.
Horas antes, Demjanjuk, de origen ucraniano, había sido sacado en silla de ruedas por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para embarcarlo en un avión rumbo a Munich, donde deberá enfrentar los cargos de los que le acusan las autoridades alemanas.
Fuentes del ICE han confirmado que deberá permanecer en su residencia, bajo vigilancia electrónica, a la espera de que finalmente se resuelva su caso.
Tras apelar su hijo
La deportación de Demjanjuk fue cancelada por un tribunal federal de Cincinati ante una apelación de su hijo que alegó que la extradición de su padre constituiría "tortura", dados sus problemas de salud.
Según su abogado, el acusado sufre disfunción renal crónica y varios desórdenes sanguíneos.
Acusado de genocidio
En caso de viajar finalmente a Alemania, "Iván el Terrible" se enfrentará a cargos relacionados con el genocidio de judíos que tuvo lugar en 1943 en el campo de concentración de Sobibor, en el que trabajó como guardia cuando tenía 23 años.
Demjanjuk ha rechazado las acusaciones en varias ocasiones, y ha asegurado que los alemanes lo retuvieron en el campo como prisionero de guerra soviético.
Juzgado en Israel
El ucraniano, que obtuvo la ciudadanía estadounidense tras la Segunda Guerra Mundial, lleva más de dos décadas enfrentándose a este tipo de acusaciones.
Fue condenado a muerte en Israel en 1977, pero salvado por un tribunal de apelación y devuelto a EEUU, donde fue juzgado de nuevo en 1999 y despojado de la ciudadanía.
En 2005, otro tribunal estadounidense ordenó su deportación, aunque ningún país lo había aceptado hasta este año.