Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duelo electoral histórico en Chile

Elecciones en ChileReuters
El candidato de Coalición por el Cambio y ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 13 de diciembre, Sebastián Piñera, y el candidato de la gobernante Concertación, Eduardo Frei, se baten en un duelo electoral histórico en Chile. Por primera vez desde que el país recuperó la democracia en 1990 podría volver la derecha al poder.
El último sondeo de opinión publicado antes de la cita electoral, elaborado por la consultora Mori, augura un empate técnico entre ambos candidatos. Se atribuye así al conservador de 60 años el 50,9 por ciento y un 49,1 para el candidato de izquierdas de 67 años.
Además, los analistas coinciden en que la segunda vuelta constituye la oportunidad más clara para que la derecha recupere el poder, por primera vez en 20 años.
Por su parte, Piñera, ganador de la primera vuelta electoral con un 44,05 por ciento de los votos frente al 29,6 por ciento del candidato oficialista, podría desbancar por primera vez en 20 años a la izquierda del poder que lleva gobernando a través de la Concertación, coalición formada por democristianos y socialistas.
Bachelet, una mujer muy popular
Todo esto se produce a pesar de que la presidenta saliente, Michelle Bachelet, primera mujer que gobierna el país, saldrá del Palacio de La Moneda con un índice de popularidad en torno al 80 por ciento.
La mandataria, que no ha dejado de apoyar públicamente a Frei, pide el voto para la izquierda porque "no da lo mismo quien gobierne" en Chile.
Distancia de 'pinochetistas'
Asimismo, en un intento por distanciarse de la derecha que apoyó a Pinochet, Piñera ha prometido que si gana los comicios, no incorporará a ningún ex miembro del Gobierno de Pinochet en su Ejecutivo.
Además, Piñera también ha reiterado en campaña su compromiso de esclarecer el asesinato del ex presidente y padre actual del candidato de izquierda Eduardo Frei. Este fue supuestamente envenenado en 1982, en el que se sospecha que estuvo implicado el Gobierno de Pinochet.