Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duelo de declaraciones entre el Govern y la oposición por el temporal de Cataluña

Las explicaciones de MontillaCuatro
El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha avalado la gestión del Govern ante el temporal de nieve, y ha negado que la caída del suministro eléctrico que tiene aún sin luz a 50.000 usuarios de la provincia de Girona sea atribuible a la gestión del tripartito.
"El Govern está donde debía estar.¿Hay cosas a mejorar? Seguro que sí, pero no ha habido ni desidia ni falta de dedicación de ninguna de las maneras", ha asegurado en la sesión de control en sede parlamentaria, después de que el portavoz de CiU, Oriol Pujol, le instase a hacer autocrítica.
"No he caído en la tentación de decir que todo lo hemos hecho bien y mejor que otros. Lo que puedo asegurar es que hemos trabajado con todos los recursos disponibles", ha declarado Montilla, quien ha negado que el Govern tenga la culpa de que cayeran torres y cableado eléctrico durante el temporal.
Para el presidente, prueba de que la gestión de su gobierno ha sido eficaz es que, 24 horas después del temporal, "todos los servicios menos el suministro eléctrico estaban restablecidos".
Ha recordado que, precisamente, la energía depende de concesionarias y no es la Generalitat quien tiene competencias sobre la materia. "Fecsa Endesa y REE son empresas privadas, y el Govern las seguirá presionando, ya que, en caso contrario, quizás no harían los trabajos para solventar el apagón con la rapidez y eficiencia necesarias", ha dicho.
La culpa es de Francia
El secretario general de Interior del gobierno catalán, Joan Boada, ha culpado de las colas kilométricas de la autopista AP-7, donde se llegaron a formar 50 kilómetros de retenciones, principalmente de camiones, al mal estado de la carretera del lado francés.
Boada ha dicho que la afectación de la AP-7 "importantísima y totalmente imputable al Estado francés", ya que después de tres días de la nevada que cayó en la zona sur del país "no han solucionado" la situación de las carreteras, "a diferencia de Cataluña" que ya tiene despejada su red vial.
La oposición
Los grupos de la oposición (CiU, PPC y Ciudadanos) han criticado al Govern por no haber dado la talla y no haber asumido sus responsabilidades ante los problemas derivados de la nevada que cayó el lunes en Cataluña, culpando a las eléctricas, al servicio de meteorología e incluso a Francia.
El portavoz de CiU, Oriol Pujol, ha recordado que han pasado más de ocho años desde la anterior gran nevada, siete de los cuales con un gobierno tripartito que "no ha avanzado nada" en materia de emergencias puesto que Cataluña se ha visto colapsada al cerrarse carreteras, líneas de tren, con gente "atrapada" en colegios y universidades, y un "caos que todavía dura en Girona", donde hay zonas sin suministro eléctrico.
CiU cree que el Govern no ha hecho autocrítica y ha reaccionado "buscando culpables" e incluso "riñendo" a los ciudadanos. Para Pujol, en el tripartito "todo es excepcional" y tienen el país "patas arriba" ya que "no dan la talla y no están a la altura" de gobernar Cataluña.
El presidente del grupo parlamentario del PPC, Daniel Sirera, ha denunciado una "grave falta de previsión" y "sobre todo falta absoluta de responsabilidad". "No pueden culpar al tiempo, a los relámpagos, a la nieve, a los conductores, a las compañías eléctricas y culpar a Francia de todo lo que pasa en Cataluña", ha espetado.
Por su lado, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha cuestionado la labor del Govern y ha criticado que el conseller de Interior estuviese en Mallorca poco antes del temporal.