Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Drogas, gripe A, crisis económica y comercio, en el primer día de cumbre norteamericana

El presidente de EEUU,Barack Obama, El de México, Felipe Calderón, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, durante una cena en la Cumbre de NorteamérciaReuters
Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de México, Felipe Calderón, han repasado una serie de retos en su agenda bilateral durante el primer día de cumbre norteamericana celebrada en la madrugada de este lunes en España, pero durante el domingo en México.
Obama y Calderón, junto al primer ministro canadiense, Stephen Harper, han llegado con sus respectivas delegaciones a la ciudad colonial de Guadalajara, con el objetivo de evaluar lo que falta por hacer para reforzar la seguridad y prosperidad económica en la región.
Aunque se trata del quinto encuentro trilateral desde 2005, en la jornada han dominado asuntos que han causado fricción entre Estados Unidos y México, que, además de tener que hacer frente a una crisis económica, también buscan profundizar en el combate contra los carteles de la droga.
La Gripe A, uno de los temas esenciales
Obama y Calderón han analizado formas de fortalecer los preparativos para la llegada de la temporada de la gripe en Norteamérica, ante la posibilidad de que surjan nuevos casos del virus H1N1, que ha afectado especialmente a EEUU y México.
Obama le ha expresado a Calderon su "apoyo firme" en la lucha antidroga, lo que incluye un controvertido despliegue de unos 45.000 soldados en al menos diez estados. El líder estadounidense también ha destacado la importancia de que se respeten los derechos humanos.
Comercio mexicano en EEUU
Por su parte, Calderón ha expresado la urgencia de resolver la disputa por un programa piloto que permite la libre circulación de camiones mexicanos en territorio estadounidense y que fue cancelado por el Congreso de EEUU.
Según fuentes de la Presidencia mexicana, Calderón y Obama se han referido también a la crisis económica, el fomento a la competitividad regional, a la situación de los inmigrantes mexicanos en EE.UU. y a la "modernización integral de la frontera común".