Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las últimas horas de Trump

Nada más aterrizar en Washington, y como manda la tradición, Donald Trump visitó el cementerio de Arlington. Ofrenda al soldado desconocido antes de reunirse con su gabinete. Una comida informal en la que Trump sorprendió a todos con un gesto de desprecio a Melania por negarse a  pronunciar unas palabras, aunque al final si se animó. Después, la pareja posó ante el monumento a Lincoln. Ya arropados por su familia al completo y ante sus seguidores, Trump lanzó un mensaje de unidad. La pareja presidencial, ya con sus mejores galas, acabó la jornada con una cena en su honor.