Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Don Felipe pide unidad internacional para derrotar al terrorismo

El Príncipe de Asturias, acompañado de la Princesa Doña Leticia, ha inaugurado junto al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y su esposa, Lina Moreno, el V Congreso de Víctimas del Terrorismo, que se celebra en Medellín.
Don Felipe ha alabado a todos los que dedican a diario "sus mejores esfuerzos a luchar contra el terrorismo y a ayudar a las víctimas" y a quienes sufrieron el horror, ante un auditorio de 1.600 personas, entre las que estaban varias decenas que padecieron directamente la barbarie.
En el Congreso, que se celebra bajo el lema "Tenemos derecho a la verdad y queremos construir memoria", se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas. Hay representantes de España, Irlanda del Norte, EEUU, México, Chile, Ruanda, Egipto, Argentina y Colombia.
Una respuesta internacional
"Nuestros países han padecido la acción de grupos, organizaciones o incluso los autollamados "ejércitos" que practican el terror y llevan el luto y el dolor "a millones de personas que han conmovido a nuestras sociedad", ha exclamado Don Felipe durante su discurso.
El Heredero de la Corona española indicó que hoy el terrorismo es un "problema de dimensiones universales", por lo que la respuesta debe "ser internacional, con la unidad de todos para combatirlo y también para reconocer, asistir y atender a los que más sufren".
Además, se ha referido también al terrorismo que ha padecido y padece España, cuyas víctimas, más de mil asesinadas, están representadas en Medellín por una decena de aquellos que sufrieron los atentados de ETA o del terrorismo internacional como el del 11 de marzo de 2004 que sembró Madrid de bombas y dejó como resultado 190 muertos y miles de heridos.
Uribe cerró la inauguración
Posteriormente, el presidente colombiano Álvaro Uribe cerró con sus palabras la inauguración y destacó que mientras en Irlanda del Norte hubo 3.100 muertes violentas entre 1920 y 1998, cuando el IRA depuso las armas, sólo el año pasado en Medellín y su área metropolitana 6.000 perdieron la vida.
Uribe ha asegurado ante el Congreso que al menos el 50 por ciento de las familias colombianas han sido víctimas directas del terror y resaltó que una de las prioridades de su Gobierno es aumentar las cifras destinadas a la reparación de esas personas.
Críticas a Uribe
Un numeroso grupo de familiares de secuestrados colombianos abandonó la gran sala del Teatro Metropolitano de Medellín, cuando Uribe hizo mención, ante los Príncipes de Asturias, al canje de rehenes de las FARC por prisioneros, que siempre se ha negado a aceptar.
De forma ambigua, Uribe rechazó el intercambio humanitario, el principal reclamo de las FARC.
Algunos de los asistentes
Entre los participantes, se encontraban las víctimas de ETA, Irene Villa, María Jesús González, Joaquín Vidal y Juan Antonio García, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), y los que sobrevivieron a los atentados del 11-M Alejandro Benito, Gerardo Ramírez, Eloy Morán de la Fuente y Ángeles Pedraza, vicepresidente de AVT.
Otra de las asistentes fue Clara Rojas, candidata a la vicepresidencia de Colombia que permaneció secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde el 2002 hasta el 2008.