Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dolor y emoción en el funeral del cabo fallecido en Afganistán

Familiares, amigos y autoridades, encabezadas por el Príncipe, han dado suúltimo adiós al soldado Cristo Ancor Cabello Santana, fallecido en atentado en Afganistán el pasado miércoles, en un funeral marcado por el dolor y la emoción en el cuartel de La Isleta de Las Palmas de Gran Canaria.
El acto por las honras fúnebres de Cabello, de 25 años, ha contado con la presencia del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la ministra de Defensa, Carme Chacón, el líder del PP, Mariano Rajoy, y el presidente de Canarias, Paulino Rivero, entre otras autoridades.
La familia del cabo, en especial su madre y su abuela, han seguido la ceremonia con gran pesar ante el féretro del soldado y han recibido el apoyo psicológico de militares que les han asistido durante el funeral, que duró una hora.
El Príncipe ha impuesto a Cabello la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, una condecoración que reconoce la labor desempeñada por los soldados en misiones como la de Afganistán.
"Semilla de libertad"
El arzobispo castrense, Juan del Río Martínez, ha afirmado que la muerte del soldado Cristo Ancor Cabello en un atentado en Afganistán es "semilla de libertad" y refuerza el valor de que España es un país que "no esquiva su mirada ante los graves problemas internacionales".
Del Río ha dedicado estas palabras en el funeral oficiado en memoria de Cabello en la base "General Alemán Ramírez", en la zona militar de La Isleta de Las Palmas de Gran Canaria.
El arzobispo castrense ha pedido a la familia y amigos del soldado fallecido "no desfallecer" en este momento de dolor. "No estamos destinados a una muerte sin solución. Vuestro hijo vive y vive eternamente con el Dios que nos creó para la vida, para la felicidad, no para la muerte y el vacío. Esta muerte es semilla de libertad. Sed fuertes. Es el mejor homenaje que podéis rendir a vuestro hijo", les ha dicho.