Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dirigentes del PP eluden juzgar las declaraciones del Papa sobre el papel de la mujer

Diversos dirigentes del PP han eludido este lunes opinar acerca de las declaraciones sobre la realización de la mujer que efectuó el Papa en el cierre de su visita a España, en Barcelona, si bien han evitado también apoyarlas.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a su entrada a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, ha preferido delegar en la Iglesia "la valoración oportuna" sobre esas palabras, y así, ha pedido que los políticos no se inmiscuyan y no hablen de "teología".
"Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", ha apostillado el mandatario gallego, para quien la frase en cuestión del Papa, "la Iglesia aboga por adecuadas medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización", está escrita desde tiempo atrás.
Feijóo se ha centrado en la satisfacción que, como presidente de Galicia, ha sentido durante el fin de semana gracias al peregrinaje de Benedicto XVI a Santiago de Compostela, lo que permitió a la comunidad estar "simultáneamente en más lugares que nunca antes".
Villalobos no comparte, pero no valora esas palabras
Celia Villalobos ha dejado claro que no suscribe esas palabras, también en la entrada de la sede del PP. "Qué se puede esperar del Papa, es el representante de una Iglesia muy importante, en España por encima de cualquier otra, y habla para sus creyentes, y yo no tengo por qué valorarlas", ha asegurado Villalobos antes de insistir en que el Papa se dirige a los seguidores de su credo y a "una forma de entender la vida".
El presidente de honor del PP, Manuel Fraga, se ha limitado a asegurar que el viaje de Benedicto XVI a España ha sido "muy oportuno".
España está "en el primer puesto del ranking de laicismo"
Por su parte, el cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñorAntonio María Rouco Varela, ha achacado a "derivaciones del laicismo radical" la situación en España en materia de matrimonio, familia o derecho a la vida.
Por ello, ha situado a España "en el primer puesto del ranking de laicismo", en estas materias.
En declaraciones a la Cadena COPE, Rouco ha puntualizado que "en el terreno de la legislación que tiene que ver con instituciones básicas para la vida del hombre y que afectan a la experiencia de la fe, como es el matrimonio, la familia o el derecho a la vida, España se ha colocado a la cabeza del ranking".
Asimismo, se ha referido a las palabras del Papa Benedicto XVI, previas a su llegada a España. "El santo padre ha hecho una reflexión acerca de una especie de resurrección del laicismo radical un poco extraño a estas alturas del tiempo", ha explicado, a la vez que insiste en apuntar que, aunque se pensaba que el laicismo radical tras las Segunda Guerra Mundial se había acabado, "parece que no es así y que sigue afectando a toda Europa".