Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite porque no quiere ser alcaldesa

Es probablemente una de las alcaldías más fugaces de la historia. Isabel María Fernández Orihuela sólo ha estado dos días al frente del ayuntamiento de Chipiona. El pasado sábado, la dirigente de IU consiguió hacerse con el consistorio tras recibir el apoyo sorpresa del PSOE. 48 horas después, Fernández ha presentado su dimisión.
Dos días después de haber sido elegida alcaldesa ha presentado su renuncia. Isabel María Fernández Orihuela, la que hasta ahora era la nueva regidora de Chipiona, ha anunciado su dimisión pese al apoyo recibido.
El pasado sábado, Fernández Orihuela consiguió, sin esperarlo, el apoyo del PSOE para ser la nueva alcaldesa del municipio. Los socialistas le dieron su apoyo para evitar que el PP, que fue la fuerza más votada, se hiciera con el poder.
En el momento de la elección de alcalde, se otorgaron nueve votos a la concejala de Izquierda Unida y ocho votos al candidato del PP, Antonio Peña Izquierdo, dejando así a los populares en la oposición del municipio.
La decisión de la renuncia se ha tomado en contra de la opinión de la dirección regional y provincial de la coalición que no quería que Fernández dimitiera del cargo.
En las elecciones del pasado 22 de mayo, el PP logró ocho concejales en el municipio, el PSOE siete e IU dos ediles.